Editorial

Al fin una buena noticia

LA crisis de varias importantes entidades bancarias europeas, que han tenido que ser intervenidas para evitar su quiebra, provocó ayer el desplome de las bolsas de todo el mundo, con incidencia también en la española, cuyo índice Íbex 35 registró la segunda pérdida más cuantiosa del año, superando el 6%. Al mismo tiempo, el Gobierno de la locomotora económica de Europa -Alemania- tuvo que acudir al rescate del principal banco hipotecario del país, contaminado por las hipotecas basura, y garantizar la totalidad de los depósitos de los clientes de todos los bancos alemanes. Es la misma medida que había adoptado hace una semana Irlanda, en una decisión que fue criticada precisamente por la canciller germana, Ángela Merkel, y que provocó la llegada al país de ahorros procedentes de otras naciones europeas que no tienen garantizados los depósitos, especialmente Gran Bretaña. Una vez asumida la iniciativa de Irlanda por Alemania, además de Grecia, Dinamarca y otros países, está claro que el conjunto de la Unión Europea ha de caminar en la misma dirección, aumentando sustancialmente el mínimo garantizado a los ahorradores, que actualmente se reduce a los veinte mil euros por cliente. El presidente de la Comisión Europea ha propuesto duplicar el mínimo, mientras que el vicepresidente del Gobierno español, Pedro Solbes, apuesta asimismo por una respuesta coordinada de la Europa de los Veintisiete. Lo que nos preguntamos es si esa respuesta es hoy posible o a la falta de una política común de defensa y exterior de la UE habrá que unir ya la evidencia de que tampoco es posible una política financiera pactada. La reunión de los ministros económicos y el próximo Consejo Europeo habrán de dar la respuesta, pero el propio Solbes ya apuntaba, con buen criterio, que si la Unión no se muestra capaz de afrontar la crisis con una estrategia común, España debería hacer su propia reflexión y tomar medidas que aseguren la tranquilidad de un sistema financiero comúnmente definido como sólido y estable. Finalmente, tras la reunión de ayer tarde del presidente del Gobierno con los mayores banqueros del país, se conoció la decisión de Zapatero de aumentar el Fondo de Garantía de Depósitos, medida apoyada por Rajoy. Una buena noticia, al fin.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios