El concepto de hispanidad abarca el legado que este país ha dado al mundo, lo cual implica grandeza, cosa que con el paso del tiempo se ha ido borrando para dar paso a una forma de ser y de pensar que poco tienen de ejemplares. Por ello hoy es importante recordar a españoles ilustres que se destacaron por el servicio a los demás. Uno de ellos es D. Juan de Palafox y Mendoza, nacido en el año 1600 en Fitero, Navarra, quien estudió en la Universidad de Salamanca y con 29 años fue ordenado sacerdote y nombrado Fiscal del Consejo de Indias.

En 1639 se le nombró Visitador de la Nueva España y se le consagró como obispo electo de la ciudad de Puebla de los Ángeles, por lo que en 1640 zarpó de El Puerto de Santa María rumbo a México. Ahí, además de Gobernador y Capitán General, Presidente de la Real Audiencia y Administrador de la Archidiócesis de México, ejerció como Virrey Interino de junio a noviembre de 1642. Escribió obras teológicas, políticas y filosóficas, redactó las Constituciones para la Real y Pontifica Universidad de México, construyó el seminario de San Juan, los colegios de San Pedro y de San Pablo a los que dotó de magníficas bibliotecas, fundó conventos para las dominicas de Santa Inés y emprendió con su propia fortuna la culminación de la Catedral de Puebla que fue consagrada en 1649. Donó a los colegios tridentinos 5,000 volúmenes de su biblioteca personal pensando no sólo en la formación del clero sino de la sociedad, ya que ordenó que se permitiera el acceso a cualquier persona que supiera leer. En la actualidad, la Biblioteca Palafoxiana cuenta con más de 45,000 volúmenes.

A pesar de que Palafox ya había dispuesto su tumba en Puebla, Felipe IV le ordenó volver a España y le nombró Obispo de Osma, Soria, donde falleció en 1659 sirviendo a los pobres. Pero no es hasta 2011 cuando fue beatificado por Benedicto XVI. Menuda diferencia con los personajillos que pululan ahora en la política, verdaderas vacas flacas del saber, la dignidad y el compromiso social.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios