Tribuna cofrade

José Manuel Aparicio

Cofrade de la Sagrada Mortaja

La importancia de seguir siendo uno mismo

Paso de misterio de la Sagrada Mortaja. Paso de misterio de la Sagrada Mortaja.

Paso de misterio de la Sagrada Mortaja. / Pascual (Jerez)

En estas últimas semanas marcadas por el calor propio de estas fechas, cosa normal por otra parte cuando del calendario de nuestras casas ya hemos arrancado la mitad de sus hojas, asistimos a movimientos en las casas de Hermandad mucho más frecuentes de lo habitual  para los meses estivales. Las cofradías de nuevo cuño, buscan con el beneplácito de sus cabildos de hermanos correspondientes, la mejor opción para plantar su cruz de guía en carrera oficial, en el día soñado siempre  por la corporación, teniendo en cuenta para ello varias connotaciones, sopesando las ventajas e inconvenientes del día escogido por sus hermanos y la garantía del consejo directivo de la Unión de Hermandades.

Hasta aquí todo normal. Luego comienzan las quinielas ‘capillitas’, esas en las que todos nos atrevemos a apostar sin tener siquiera una mínima información acerca de los pensamientos de la hermandad de turno. El caso es que con el paso de los días, esos pronósticos se cumplen o se yerran. Y es aquí donde entra mi querida cofradía, valga esta expresión cinéfila para definir a mi hermandad de la Sagrada Mortaja. Desde sus inicios como asociación de fieles se marcó como objetivo prioritario el convertirse en hermandad que diese culto a sus Benditos Titulares, y luego como segundo elemento en el orden secuencial, procesionar en la jornada del Sábado Santo. Sí sí, han leído todos ustedes bien.

Mi hermandad nunca ha escondido su deseo de hacer estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral en este día. De ahí el diseño de nuestra túnica nazarena, con ese espacio delimitado en el pecho para colocar el escudo cuando ya de recogía y sentados en los bancos de madera de capuchinos seamos testigos de los santos oficios del Sábado Santo.

Los hermanos somos conscientes de lo complicado que será el convencer a nuestro Señor obispo y también al Jerez cofrade, pero todos en la Hermandad, soñamos con abrir las puertas del convento a mediodía de un espléndido Sábado Santo. Así lo refrendo en soberano cabildo extraordinario un amplísimo número de hermanos. Ahora ya lo saben. Hagan ustedes todas las apuestas que quieran. No creo que la nueva hornada de nazarenos de la hermandad cambie de idea en los próximos años, aunque ya se sabe, el hombre propone y Dios dispone.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios