YENDO AL GRANO

Víctor Cantero

¡De nuevo a por Europa!

...E STA es la consigna con la que desde hace unos días se nos bombardea a los españoles y por ende a los jerezanos desde la televisión, la radio y la prensa. Bien está que se nos recuerde el compromiso que el próximo 7 de junio tenemos con las urnas, pero lo que ya no me parece tan bien es el contenido de los anuncios televisivos con los que se pretende sacar de la apatía a los convocados a las urnas. Este modo de incitar al votante a depositar su papeleta conlleva un mensaje bien escondido que no es otro que el temor de nuestros políticos a que la mayor parte de la población española "pase" de votar en estas elecciones. ¿De qué tienen miedo tanto los partidos políticos como las decenas de sus correligionarios que ocupan desde hace años escaños en el Parlamento Europeo o puestos políticos en la Comisión Europea? No será que se les corta el cuerpo sólo de pensar que el alto porcentaje de absentismo incida directamente en su pérdida del escaño y en el finiquito de sus "abultados" sueldos pagados con los impuestos de todos los europeos. Hace ya muchos años que algunos nos dimos cuenta de que las estructuras políticas y los múltiples organismos de que constan tanto la Comisión Europea, el Parlamento y el Consejo son el mejor "aliviadero" para colocar a decenas de políticos españoles de todos los partidos que por razones varias se ven obligados a "pasar a la reserva" en la esfera nacional o autónoma. ¿Qué otra finalidad tienen esos escaños que salen a "concurso" en las próximas elecciones europeas? Yo creo que casi ninguna. Y de no ser así, que me expliquen qué beneficios hemos obtenido los jerezanos durante estos dos últimos años de dura crisis por el hecho de ser ciudadanos de la Unión Europea. ¿Cuáles han sido las ayudas directas de Bruselas para acabar con la sangría del paro que azota Jerez? ¿Dónde están los fondos europeos para reactivar la economía y para sacar a las familias y a las pymes de la crisis? Una vez más se confirma la clara escisión que existe entre la "Europa de los políticos" y la "Europa de los trabajadores". Ya no son tiempos para achacar todos los males de la Unión al euroescepticismo de los votantes, más bien son momentos para consensuar la construcción de una Europa basada en la unidad de los pueblos y en la solidaridad de las personas, algo muy distinto de lo que hoy existe.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios