Entre paréntesis

Rafael Navas

rnavas@diariodejerez.com

Hay partido

Si, como parece, Partido Popular y Ciudadanos alcanzan un acuerdo para gobernar en Andalucía, el escenario de las próximas elecciones municipales va a ser muy diferente al que se preveía hace tan sólo unas semanas. Al PSOE de Jerez le ha funcionado durante el mandato de Mamen Sánchez su alianza para gobernar con los apoyos de Ganemos y de IU. En las filas socialistas el planteamiento venía a ser hasta hace unos días repetir esta fórmula que le ha permitido aprobar todos los presupuestos municipales y gobernar con cierta tranquilidad, sabedores de que sus 'socios no socios' no darán nunca ni agua al PP. Esperaban subir, eso sí, más allá de los siete ediles que obtuvieron en 2015 por aquello de que cuando se gobierna hay un porcentaje de ventaja en el voto (no siempre) y por el apoyo institucional de sus consejeros en la Junta, pero sabiendo que probablemente necesitarían de nuevo esos votos de la marca local de Podemos y de IU.

Por el contrario, hasta hace unos días, el PP local y Antonio Saldaña estaban todavía encajando el golpe que supuso la salida de este partido del Gobierno de la nación y la sentencia de la Gürtel. La precampaña de este candidato tampoco suscitaba mucho entusiasmo entre sus fieles y hasta al propio Saldaña se le notaba a veces demasiado forzado en el empeño.

Pero la política es capaz de darle la vuelta hasta a un país en cuestión de horas, como bien sabe Mariano Rajoy. Y el resultado de las andaluzas ha dado un vuelco a las previsiones hasta el punto de que ahora se ve eufóricos a los populares (a pesar de que en Jerez y en Andalucía han perdido miles de votos) y en el PSOE no se puede ocultar la inquietud y una dosis de depresión, aliñada con reproches internos tras los resultados. Todo ello sin olvidar a Ciudadanos, la fuerza política más votada en Jerez el 2-D, que está llamada a tener, ahora sí, un papel determinante en las elecciones de mayo de 2019. El 'efecto Arrimadas' se ha demostrado arrollador en Jerez para un partido que ahora ha pasado de pensar en ser a lo sumo la llave de un futuro gobierno a plantearse alcanzar la Alcaldía. ¿Se estarán planteando en la formación naranja buscar un candidato más conocido, un profesional independiente de la ciudad, para aprovechar más el viento de cara o confiarán de nuevo en Carlos Pérez y en la fuerza actual de la marca?

Si la izquierda que representan IU, Ganemos y Podemos no suman lo suficiente, al PSOE puede no alcanzarle esta vez. Lo saben quienes ya han visto cómo esta ciudad bascula de derecha a izquierda sin pestañear. Y por último, y no menos importante, está Vox. Aunque extrapolar resultados siempre puede ser engañoso, el tirón de las andaluzas y seguramente de las europeas puede darle también representación municipal. Si en la izquierda cualquier pacto vale para que no gobierne el PP, en la derecha es al contrario, así que la cuestión es ver si el triángulo PP-Ciudadanos-Vox llega con fuerza a mayo. Porque, como se ha visto, en cuestión de días, e incluso de horas, la política de estos tiempos puede dar un vuelco. Lo que parece claro es que en este momento, como dicen en el fútbol, en Jerez hay partido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios