Manuel Fernández García-Figueras

Sherryzanías

Sherryzanías Sherryzanías

Sherryzanías

1 Nos parece interesante comenzar el Nuevo Año 2019 comentando las portadas del periódico jerezano El Guadalete de los días 23 y 25 de agosto de 1906, merecedoras de un amplio eco en estas Sherryzanías porque se describe ampliamente una feliz iniciativa de S.M. el Rey Don Alfonso XIII en favor de Jerez.1Nos parece interesante comenzar el Nuevo Año 2019 comentando las portadas del periódico jerezano El Guadalete de los días 23 y 25 de agosto de 1906, merecedoras de un amplio eco en estas Sherryzanías porque se describe ampliamente una feliz iniciativa de S.M. el Rey Don Alfonso XIII en favor de Jerez.

2 Todo empezó cuando en el verano de 1906, estando el jerezano  D. Joaquín Mª Rivero prestando sus servicios en el Palacio Real como mayordomo de semana, el Rey le preguntó con mucho interés por la situación en Jerez porque tenía entendido que sufría “hondo quebranto” por la crisis del negocio de sus vinos. El Sr. Rivero le confirmó la desgraciada realidad y S.M. le preguntó si la mejoría del mercado en Inglaterra podría ser un eficaz remedio a lo que nuestro ilustre paisano volvió a contestar afirmativamente.

3 El Monarca afirmó que en su próximo viaje a Inglaterra haría cuanto le fuera posible en favor del negocio de los vinos de Jerez, encareciendo al Rey Eduardo VII “se interese y los haga figurar a diario en su mesa”. Nuestro Rey añadió: “Esto me propongo y me lisonjeo de conseguirlo. Envíame la cantidad de vino suficiente para hacer profusa propaganda durante mi próxima permanencia en Inglaterra y allí  te espero pues te necesito para que me ayudes en dicho trabajo”.

4 D. Joaquín Mª Rivero dio las gracias a S.M. por tan bienhechora iniciativa y se dispuso a cumplir en un todo las órdenes que le acababa de dar el Rey. Pocos días después llegaron a Santander los vinos de Jerez que fueron embarcados en el ‘Giralda’.

5 Al hacerse públicas estas noticias, el periódico El Guadalete publicó un artículo/editorial con el título ‘La reivindicación de los vinos de Jerez en Inglaterra bajo el patrocinio de S.M. el Rey de España’ en el que alababa el propósito del soberano porque era en realidad de trascendencia sin límites para nuestra región. También apareció ese mismo día el artículo ‘Regia iniciativa’ del Marqués de Casa-Domecq en el que se relataba la cordial acogida que el rey emperador británico  dió a nuestro monarca ofreciéndole su apoyo e interés. El artículo finalizaba agradeciendo a Don Alfonso su eficaz mediación y pidiendo a Dios el éxito para que “vuelvan las pasadas prosperidades a enjugar las lágrimas que hoy disuenan en esta bendita tierra”.

6 El día 25 de agosto de 1906 el ya citado periódico publicó un nuevo editorial titulado ‘Los vinos de Jerez y el mercado británico’ y en él se hablaba de la “satisfacción profunda que ha producido en todas las clases sociales de nuestra población el conocimiento de los trabajos hechos por nuestro joven monarca para lograr vuelva a la moda en Inglaterra el consumo de los ricos vinos de Jerez. En todos los círculos ha sido acogida la noticia con gratitud y esperanza”.

7 Se decía igualmente en el artículo que el Gremio de Exportadores y las Cámaras de Comercio y Agrícola deberían también aunar sus esfuerzos y “sin antagonismos ni celos de ninguna especie, tomar acuerdos importantes para aprovechar tan buena ocasión”. El Guadalete acogía este acertado comentario por considerar que “ha llegado la hora de que no haya más que una sola idea en negocio de tantísima importancia para Jerez”.

8 Se sugería abrir en Londres una exposición de nuestros vinos bajo la protección del Gobierno y del Ayuntamiento jerezano, teniendo en cuenta que “no debe perderse un solo momento”.

9 Por lo que respecta a los jerezanos se decía que se deberían unir estrechamente para que del esfuerzo común “surjan poderosas iniciativas que secunden en Inglaterra el grandioso empeño del monarca por la regeneración de nuestro comercio vinatero”.

10 “Adelante pues en el camino emprendido”, pedía el artículo, y que ”la iniciativa individual termine la tomada por el primer magistrado de la nación para hacernos dignos de tan marcada deferencia”.

11 Consideraba preciso que el mercado de Inglaterra conociera las marcas jerezanas para que “los vinos legítimos de nuestra rica comarca se vendan con honor y con provecho en el gran mercado que dio en otro tiempo a Jerez la prosperidad y la abundancia”.

12 Terminaba el artículo-editorial de El Guadalete diciendo que “si la vuelta de la moda por el jerez se consolida en la Gran Bretaña, podrá replantearse en nuestra desolada región el viñedo destruido por la filoxera, podrá el trabajador asegurar el pan de los suyos y nuestra casi desaparecida clase media de almacenistas y viñistas podrá también, haciendo circular la riqueza, restablecer el equilibrio de nuestra antigua y general prosperidad”.

13 Como broche final escribía: “Quiera Dios que tan hermosa esperanza la veamos pronto convertida en una práctica y bienhechora realidad”. 

14 Por aquellas fechas,  con una ejemplar solidaridad, el Diario de Jerez proponía que el pueblo jerezano demostrara de algún modo a Don Alfonso su gratitud y el Diario de Cádiz y la Revista Portuense se ocuparon también de “comentar, cual lo merece, la feliz iniciativa de nuestro Rey”. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios