Editorial

Un plan definitivo para la provincia

El nuevo programa de inversiones anunciado ayer ha de servir para crear una nueva dinámica de trabajo entre Administraciones

LA  Junta de Andalucía, a través del consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, anunció ayer la próxima puesta en marcha de un plan específico de inversiones conjunto del Gobierno andaluz y del estatal para la provincia de Cádiz hasta el año 2020. Lo hizo durante su participación en los Desayunos Informativos del Grupo Joly y el Banco Santander, en Cádiz. Y, aunque no ofreció demasiados detalles, Jiménez Barrios subrayó la importancia de esta “iniciativa territorial de inversiones” de la que ya había dado alguna pista días atrás la presidenta de la Junta, Susana Díaz. Se desconoce, por el momento, la cuantía de que dispondrá este programa en cada anualidad y a qué fines específicos se destinarán las partidas. Lo que sí se ha adelantado es que el plan será conjunto, ya que ambas administraciones públicas han mantenido para ello reuniones de alto nivel, a fin de coordinar al máximo posible las inversiones. No mucho antes de este anuncio, la Confederación de Empresarios de Andalucía, reunida en Jerez, reclamaba de los políticos el fin de las “broncas y disputas cansinas”, una petición que es extensible a la mayor parte de la ciudadanía. El necesario consenso entre los partidos gobernantes se hace patente casi a diario pero no se plasma en acuerdos de calado, de ahí la importancia del anuncio realizado ayer. Ahora bien, en la provincia de Cádiz estamos curados de espanto a la hora de hablar de planes para la creación de empleo y la inversión, de ahí que no deba extrañar que, por el momento y a la espera de más detalles y cifras y fechas concretas, este tipo de anuncios se recojan con cierto escepticismo por no decir recelo y desconfianza. Ahí están planes como el Bahía Competitiva, llamado a ser una fuente de financiación para nuevos proyectos industriales en la comarca de la Bahía de Cádiz, que ha acabado en los tribunales. O el Pacto Territorial de Empleo, que en absoluto ha servido para acabar con el problema del paro en una provincia que, a la vista de los datos de marzo, continúa engrosando las filas del desempleo incluso cuando otras zonas lo reducen. Y qué decir del PLEMCA, lleno de incumplimientos y azotado por irregularidades. Demasiados planes fallidos. Esperemos que esta nueva iniciativa venga a resolver problemas enquistados y, lo que no es menos importante, a establecer una nueva dinámica de colaboración leal entre Administraciones Públicas de diferente signo político que sirva para sacar adelante otros muchos proyectos como son los del parque de Las Aletas o la Plataforma Logística del Sur de Europa, que no pueden alcanzar el éxito necesario si no es desde el acuerdo entre todos. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios