A contraluz

Manuel Pareja

No podemos

ALGUNA reflexión sobre las europeas: El Psoe se hundió, y como su apoltronada ejecutiva hace mucho que estaba tocada y no se iban ni con agua caliente, no tienen más remedio ahora que pirarse, salir por patas. Eso sí, todos colocados seguro. El PSOE no está en el debate de ideas, como le gusta repetir, hace mucho las perdió; está en quien puede limpiar toda la porquería para volver al poder. Un cambio de cromos. Al menos rectifican, hacen unas primarias y se ponen en modo recuperación. El PP también se desfondó. Dos millones y medio de sus últimos votantes los abandonaron. No por los impuestos, que también, sino porque traicionaron mucho de sus principios, casi todos. Un PP al estilo Borja Semper no lo comparen con el de María San Gil por poner un ejemplo que describe el deterioro. No les podía salir gratis tanta canallada. El Psoe ha reaccionado, y ¿el PP? Está lloviendo, que diría Rajoy. Con las primarias, el Psoe volverá a adelantar al PP en democracia interna. ¿Dejarán alguna vez a los militantes del PP opinar, votar? No con Mariano y sus aplaudidores de guardia. Y a todo esto, el fenómeno Podemos, más bien el fenómeno Pablo Iglesias y las tertulias de la Sexta, triunfa.

Un líder fabricado en las redes sociales, con un discurso contra la casta de una partitocracia hasta las trancas de corrupción; estamos muy cansados de la impunidad de tanto politicastro. El voto a Podemos es más por hartazgo de esa corrupción irrespirable que por la atracción de su programa; estos iluminados amenazan convertir España en una granja soviética, en un Gulag gigante. Una Venezuela pero sin petróleo. Unos pijoprogres que sólo triunfan en economías de mercado. Desconfío de un tipo que dice que el Comandante Chávez era un demócrata. Para Comandante, que quieren que les diga, me quedo con el Comandante Lara. Sin comparación.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios