DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La Crestería

Manuel Sotelino

Pregón por la tablet

No sé si el pregonero se enfadará conmigo. Pero la famosa expresión de off de record no apareció en ningún momento. Me comentaba Ángel Rodríguez Aguilocho que el pregón se lo leyó a dos personas días antes de la entrevista que manteníamos y que se publicaba en la edición de ayer. Para hacer una prueba de tiempo y para ver las impresiones. A continuación, añadía que las dos personas que habían tenido el privilegio de escucharlo no iban a estar en el Villamarta hoy. Me llamó la atención el asunto y le interpelé por la razón. “No están en Jerez. Viven a varios miles de kilómetros”, sentenciaba. No daba crédito y volví a preguntar. Al parecer, los jerezanos en cuestión se encontraban allá por el Oriente Medio... Ojo, y no son los Reyes Magos.

El asunto fue a través de una simple tablet vía por vídeo conferencia. Allí, en un dormitorio escondido, el pregonero conectó y los dos jerezanos exiliados lo escucharon a través de su terminal. Hora y cuarenta y cinco minutos. Sin parar. Finalmente, hubo aplausos y alguna lágrima se derramó. Y emoción. Mucha emoción de ser los primeros en escucharlo. Prácticamente todos los que lean esta columna ya sabrán a qué jerezanos me refiero. Desde estas páginas les envío un saludo con cariño. Comprendo la desazón que tiene que ser no poder estar en Jerez estos días previos a la Semana Santa. Pero al menos ellos han sido los afortunados de escuchar el gran pregón que seguro hoy Aguilocho va a ofrecernos en el Villamarta. Gracias a las nuevas tecnologías se pudo obrar el regalo. Él quiso ofrecer un pregón a dos jerezanos en la ‘diáspora’; que de eso, el bueno de Ángel, sabe un rato.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios