La política jerezana todavía anda tratando de descrifrar las claves del rifirrafe que el pasado jueves, durante el pleno ordinario del Ayuntamiento, tuvieron la alcaldesa y su concejal de Urbanismo, al que reprobó tras retirar una propuesta que no gustó a Adelante Jerez.

El malestar entre ambos no fue ocultado. Después trataron de ponez paz. La pregunta es si fue un simple calentón (las cosas del directo) o si detrás hay algo más.

¿Un guiño a Adelante Jerez al darle la razón ante un edil que hizo romper relaciones con el PSOE por su gestión en el agua? ¿O problemas internos en el socialismo jerezano? El tiempo dirá.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios