DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

La sociedad y la prensa son estorbos

Desde la pregunta del CIS -"¿Cree que hay que mantener libertad total para la difusión de noticias e informaciones?"- que igualaba redes y medios de comunicación, las comparecencias de Sánchez sin preguntas que motivaron la protesta de toda la prensa, la neutralización del Portal de la Transparencia o lo de "minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno" del general de Guardia Civil a la desafortunada intervención de Simón defendiendo la opacidad, el Gobierno ha forzado tanto la estrategia de convertir la opacidad en seguridad y la crítica en deslealtad que ha logrado crear un insano clima de sospecha y crispación.

Eso sí, reservándose el PSOE el derecho a la crítica como demuestra este tuit: "La vida y la salud de los madrileños y madrileñas es lo primero. Por delante de cálculos partidistas, economistas o propagandistas, está la seguridad. El Gobierno de la Comunidad de Madrid, ejemplo de gestión ineficaz e irresponsable ante la crisis del Covid". Decir lo mismo sustituyendo madrileños por españoles y Gobierno de la Comunidad de Madrid por Gobierno de España habría sido tildado de juego sucio de baja política que utiliza electoralistamente la crisis. El PSOE, en cambio, tiene bula. Como la tienen sus socios de gobierno para escribir, como hizo Echenique: "Cuando Pablo Casado amenaza con no apoyar el estado de alarma, está amenazando con provocar un rebrote, el colapso del sistema sanitario y miles de muertos".

Cuando le preguntaron a Fernando Simón por los nombres de los doce expertos que asesoran al Ministerio de Sanidad contestó: "Las presiones que sufre cualquier persona de la que se da el nombre, de la sociedad en general y de los medios de comunicación en particular, acaba haciendo muy difícil que pueda trabajar con la suficiente libertad, por lo tanto, si me permiten, no voy a dar nombres". No es nada nuevo en España. Franco ya sabía que la "sociedad en general" y "los medios de comunicación en particular" son un estorbo para "trabajar con la suficiente libertad". Su libertad exigía la anulación de las libertades de los ciudadanos y de la prensa. Pero sí es algo nuevo en una democracia. Salvo que lo hagan ellos, claro. Se puede decir de Sánchez lo que en The Guardian ha dicho un asesor científico de Johnson: "Este Gobierno ha fallado a la hora de admitir críticas, cuando resulta obvio que se cometieron errores".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios