Opinión

FRAN PEREIRA

El timo de la estampita

SINCERAMENTE, pensé que después del ridículo nacional que se hizo con el ciclo de Lola Flores, anunciado del 11 al 17 de abril, y donde no se hizo nada (sin explicación alguna) no habría otro patazo mayor. Pero sí. Pensé también que después de vender a bombo y platillo eso del 'Año de Lola' el 22 de junio con la alcaldesa haciendo de anfitriona, la programación posterior a ello, porque inicialmente era un previo, sería otra. Pero no. Ayer, más de cuatro meses y medio después de aquella presentación, el programa de nuevas propuestas del Ayuntamiento no va más allá de dos espectáculos protagonizados por dos jerezanos, de una exposición realizada por los alumnos de la Escuela de Arte, varios vídeos en el CADF y tres actuaciones cutres de copla en peñas flamencas con gente con escaso renombre. Para colmo, el anunciado comisariado de Paco López el pasado mes de julio para coordinar e idear todos los actos relacionados con este año de Lola, ahora no vale porque tenía que salir a concurso.

¿Eso es lo que se va a ofrecer? ¿Realmente Lola Flores se merece este tratatamiento por parte del gobierno de una ciudad? Ahora resulta que el resto de actividades se presentarán en enero. ¿No sería mejor hacerlo público ya con vistas a preparar paquetes turísticos sobre este acontecimiento teniendo en cuenta la repercusión que La Faraona tenía en todo el mundo?

Lo peor es que ni siquiera a los artistas de Jerez que presentan propuestas, y que de alguna forma les están salvando los muebles, porque están cargando con el peso de los actos programados para estos meses, se les ha prestado atención. Es una falta de respeto que la programación se presente un día antes del espectáculo de Macarena de Jerez, a la que han ninguneado desde hace meses hasta que, ante la negativa de Laura Gallego de hacer el 'Homenaje a Lola Flores' previsto en la programación del teatro para el 8 de octubre, decidieron contar con ella. Si el cometido de la aclamada unidad del flamenco es ese, poner zancadillas constantes a los artistas de Jerez, mal vamos. Porque Macarena no sólo ha tenido que arriesgar económicamente sino que se ha tenido que costear la cartelería y la difusión (si espera a la presentación...), y ni siquiera ayer tuvo la posibilidad de hacer el ensayo general en el Villamarta, sino que se tuvo que ir al Conservatorio de Cádiz. Con Fernando Soto, más de lo mismo.

Tampoco entiendo una cosa, si realmente hay un año por delante para programar cualquier tipo de propuesta, ¿por qué se programa dos espectáculos con artistas de Jerez con apenas cuatro días de diferencia?

Afortunadamente, y desde aquí es una propuesta que recomiendo, la única entidad que está prestando especial mimo a Lola Flores es la Universidad de Cádiz, cuyos cursos de otoño en torno a su figura son de primera categoría.

Mucho tendrán que mejorar los actos sobre Lola Flores para estar a la altura de ella. Por el momento, el Ayuntamiento no le ha llegado ni a la suela del zapato.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios