Andalucía, en pleno brote de listeriosis

Estamos en pleno brote de listeriosis, habrá más casos debido al largo tiempo de incubación de la enfermedad

Los casos detectados por listeriosis en Andalucía ya se elevan a 80, mientras que se ha registrado el primer episodio en Extremadura y no hay que descartar otros en Madrid y en Gerona, provincias donde también llegó la carne contaminada de Magrudis. Ésta es una de las puntualizaciones que se deben hacer: ahora estamos en pleno brote, ya que la incubación puede durar más de un mes. De los 80 casos, hay 56 hospitalizados, seis en la UCI,y se estudia si dos abortos registrados se deben a este brote. Salud está monitorizando a 15 mujeres embarazadas, ya que éstas, junto a bebés, personas mayores y con el sistema inmunitario perjudicado, son los que corren el riesgo de graves complicaciones. Aunque en el resto los tratamientos antibióticos funcionan bastante bien, la listeriosis no es una enfermedad leve. El último gran brote padecido en Europa, el de Dinamarca entre 2013 y 2014, provocó 160 infectados, y 50 de ellos fallecieron. La Consejería de Salud publicó la alerta alimentaria el jueves pasado, cuando se habían registrado varios casos, pero el supuesto retraso tiene una explicación lógica: no fue hasta entonces cuando se tuvieron los análisis y la confirmación de que el brote procedía de una marca de carne mechada, La Mechá, fabricada en Sevilla. No obstante, ya se había avisado a los hospitales de Sevilla y Huelva, así como a los centros de atención primaria. Quizás cabría haber esperado una participación proactiva de la empresa en informar a los posibles consumidores finales. Por lo demás, el sistema andaluz de salud está funcionando bien: las personas están siendo atendidas en los centros y hospitales, reciben un tratamiento antibiótico y aquellos casos más graves son hospitalizados. Estamos, probablemente, ante el mayor brote de listeriosis que se ha vivido en las últimas décadas en Europa; si hubo algún error, fue la primera valoración de algunos dirigentes de la Junta que indicaron que los casos irían desapareciendo poco a poco. No ha sido así, y aún se registrarán más infecciones a lo largo de los próximos días. Lo importante es que los consumidores estén alertados y que se hayan sacado todas las partidas de la cadena, como parece que así ha sido. Ahora queda averiguar en qué momento del proceso de fabricación se han producido la contaminación y, por tanto, saber la causa final. En principio, parece que fue en una fase posterior al horneado, ya que la bacteria del género Listeria no aguanta temperaturas superiores a los 72 grados y el horneado le dio unos diez grados más.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios