Podemos sólo propone lo que ya rechazó

La propuesta de Unidas Podemos es insuficiente; se seguiría necesitando a los independentistas de ERC

El PSOE ha rechazado una última propuesta que ha realizado Unidas Podemos para favorecer la investidura de Pedro Sánchez. En primer lugar, hay que subrayar algo que es sustancial, Unidas Podemos no garantiza la elección del presidente del Gobierno, propone un Gobierno de coalición que no resuelve el asunto, puesto que el PSOEnecesitará el apoyo de tres o cuatro partidos más. Entre éstos, está ERC, un partido independentista que sigue abogando por la independencia o la celebración de un referéndum de autodeterminación de Cataluña. Este aspecto es capital, ya que uno de los tres puntos que el PSOE alega para no coaligarse con Unidas Podemos es la postura de este partido respecto a la crisis catalana. Si accediese, Sánchez formaría un Gobierno en el que algunos de sus ministros se mostrarían en desacuerdo con la próxima sentencia del Tribunal Supremo. Los independentistas están preparando una respuesta de desobediencia civil para cuando se conozca la sentencia. Pero, además, cabe preguntarse por qué Unidas Podemos rechazó en julio lo que el PSOE le propuso, que es lo mismo que solicita ahora: una Vicepresidencia de carácter social más tres ministerios. La principal razón esgrimida por Sánchez para el rechazo es su desconfianza hacia Unidas Podemos, un problema que se ha agravado con el fracaso en su primera investidura. Las mismas razones siguen vigentes. El líder podemita, Pablo Iglesias, es irresponsable por naturaleza, es un dirigente que no comprende el papel de las instituciones. Él no ha cambiado y, probablemente, nunca lo hará; forma parte de una estirpe de izquierdistas populistas ajenos a los compromisos que exigen el Gobierno de la nación. Por lo demás, el programa que expone se basa en una subida masiva de impuestos y en actuaciones intervencionistas en los mercados. Ésta no es sólo una propuesta insuficiente -repetimos que se necesitaría a los independentistas-, sino que es una coalición negativa para el país, muy ideologizada e inestable. El presidente en funciones mantiene la misma fórmula de Gobierno, que es uno de carácter socialista que pueda ser apoyado, desde la Cámara, por Unidas Podemos y algunos partidos más. Esto tampoco garantiza la estabilidad, pero sí se podría conseguir con un acuerdo presupuestario de largo alcance, similar al que se ha firmado en Andalucía entre el Gobierno andaluz y Vox. Hay varias fórmulas posibles, pero aún no se han dado las suficientes razones para que Ciudadanos no se preste a una colaboración. Unidas Podemos no es el único aliado posible.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios