Provincia

Absuelto de violar a su ex pareja tras 10 meses en prisión

  • La víctima cambió su declaración y en el juicio negó que hubiese agresión sexual. 21 meses al acusado, vecino de Algeciras, por coacciones. El fiscal pedía 13 años

La Audiencia Provincial de Cádiz ha absuelto a un vecino de Algeciras de agredir sexualmente a su ex pareja. La sentencia explica que la mujer cambió su declaración y que, en contra de lo que aseguró al denunciar lo sucedido y luego en el Juzgado de Instrucción, dijo en el juicio que mantuvo voluntariamente una relación sexual con el procesado después de que éste la obligase a entrar en su coche y la condujese a un descampado. El acusado ha permanecido al menos diez meses en prisión preventiva.

La resolución de la Sección Tercera, de la que ha sido ponente el magistrado Miguel Ángel Feliz, señala que el procesado aseguró que su ex pareja no le dijo que no quisiera mantener una relación sexual. El encuentro que tuvieron, agregó el acusado, fue "reconciliatorio": que después se vistieron, estuvieron hablando en el coche y que incluso quedaron en que iban a reanudar la convivencia.

La sentencia absuelve al procesado de un delito de agresión sexual y también de otro de maltrato pero lo condena por uno de coacciones graves a un año y nueve meses de prisión con prohibición de aproximarse a menos de 200 metros a la víctima, a su domicilio y lugar de trabajo. También le prohibe comunicar con ella durante tres años.

El fiscal solicitó 13 años de prisión. Diez años por agresión sexual; uno por maltrato y dos más por coacciones. También reclamó que el procesado indemnizase a su ex pareja con 800 euros por las lesiones.

Los hechos que sentaron al procesado en el banquillo sucedieron en Algeciras a partir de las dos de la madrugada del 3 de enero de 2008. La sentencia considera probado que el procesado, S.I.L., de 34 años de edad, se dirigió al domicilio de su ex pareja tras llamarla por teléfono y decirle que se había autolesionado: que se había clavado un cuchillo.

Cuando la mujer salió a la puerta de su vivienda, vio que el acusado portaba un cuchillo de cocina. Entonces, narra la sentencia, el procesado la agarró por un brazo y la obligó a entrar en su coche, en el asiento de atrás, con las puertas bloqueadas por un seguro para niños. Ella accedió ante el temor a que él se autolesionase. Después, con el cuchillo en el asiento delantero, el acusado condujo hasta un descampado, allí entablaron una conversación y en un determinado momento, dice la resolución, el procesado le quitó la ropa a su ex pareja, ella lo abrazó y mantuvieron relaciones sexuales de forma voluntaria.

La mujer tenía arañazos en ambas rodillas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios