Provincia

Admitida también la segunda querella contra Joaquín Muriano

  • El edil socialista de Chiclana declarará por la licencia dada al hotel Barceló. El PP, que aprecia un delito de prevaricación, se personará como acusación particular

El Juzgado de instrucción número 3 de Chiclana ha decidido admitir a trámite la querella contra el edil socialista Joaquín Muriano presentada a finales del pasado mes de octubre por el anterior gobierno de la ciudad que presidía Ernesto Marín (PP). El ex delegado municipal de Urbanismo y actual concejal de Juventud y Educación tendrá que declarar ante la jueza el próximo 26 de enero acusado de un presunto delito de prevaricación por la licencia de primera ocupación dada al hotel Barceló de la Loma de Sancti Petri el 25 de mayo de 2007, apenas dos días antes de que se celebraran las últimas elecciones municipales.

Esta declaración como imputado de Joaquín Muriano tendrá lugar apenas 10 días antes de que el 5 de febrero haga lo mismo, aunque en este caso en el Juzgado de instrucción número 2, por otra querella presentada contra él por el anterior gobierno municipal de Chiclana por la licencia de obras dada por él el mismo 25 de mayo de 2007 a un supermercado de la Loma de Sancti Petri.

En ambos casos el gobierno que conformaban el PP, el PA y dos ediles de IU hoy considerados no adscritos apreciaron sendos delitos de prevaricación con el agravante de ir contra la ordenación del territorio.

En la licencia de primera ocupación al hotel Barceló, el anterior gobierno chiclanero aseguraba que Muriano, siendo delegado municipal de Urbanismo, obvió tres informes contrarios de los técnicos municipales que advertían de un exceso de los aprovechamientos de casi 3.000 metros cuadrados.

Los titulares de los Juzgados de Instrucción número 2 y 3 de Chiclana han aceptado igualmente la petición expresada por la parte querellante para que el actual alcalde, José María Román (PSOE), declare como testigo en ambas querellas, con objeto de esclarecer el porqué de la concesión de ambas licencias en el último día hábil del mandato corporativo 2003-2007 pese a la existencia en ambos casos de informes técnicos contrarios. Se da la coincidencia de que las dos declaraciones de Román tendrán lugar en el Palacio de Justicia de Chiclana el mismo día, el 19 de febrero, y con apenas media hora de intervalo. Así, Román está citado para declarar -siempre como testigo- a las 10:30 horas por el caso del supermercado del centro comercial Tartessus y a las 11:00 por el denominado caso Barceló.

Por otro lado, el Partido Popular (PP) anunciará en pocos días su personación como acusación particular en los dos procedimientos judiciales abiertos contra el concejal Joaquín Muriano. El paso dado por el ahora primer partido de la oposición tiene su origen en la decisión del nuevo gobierno municipal que capitanea José María Román de cambiar el abogado que, paradójicamente, ejercerá la acusación en ambos casos, debido a que las dos querellas fueron presentadas por el Ayuntamiento de Chiclana antes de que se formalizara la moción de censura que apartó de la Alcaldía al PP.

De momento, y aunque había sopesado esa posibilidad, el tripartito que conforman el PSOE, IU y el PSA ha decidido no retirar las querellas contra Muriano.

26

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios