Provincia

Algar se echa a la carretera para exigir mejoras en la red viaria

  • Cientos de vecinos del pueblo y otros puntos de la Sierra denuncian el estado de la CA- 6107, donde perdió la vida hace un año el joven Daniel Sañudo, de 20 años

Comentarios 1

El pueblo de Algar se echó ayer a la carretera para demandar más seguridad en las vías del entorno rural, precisamente cuando se cumple un año del fallecimiento del joven Daniel Sañudo, de 20 años, vecino de la localidad, que perdió la vida en la carretera CA-6107, que conecta el pueblo con El Bosque.

Cientos de personas protagonizaron en la mañana de ayer una caminata protesta desde el pueblo y hasta el kilómetro 2 de la referida calzada para denunciar el estado de la CA-6107, donde otras dos chicas perdieron la vida hace unos siete años.

Con consignas como “Medio Rural: carreteras tercermundistas” y “Más seguridad en nuestras carreteras”, vecinos de todas las edades se movilizaron para arropar a la familia Sañudo, que abanderó este homenaje en memoria de su hijo, cuya vida se truncó en el kilómetro 7 de esta calzada el pasado 9 de enero de 2010, cuando viajaba en su coche para visitar a su novia, en Prado del Rey. Quisieron acompañar a la familia Sañudo serranos de otras localidades como Zahara de la Sierra, Prado del Rey, Ubrique y Arcos, que se desplazaron hasta el lugar.

En este sentido, Antonio Sañudo, el padre de Daniel, recordó el “lamentable estado” de las “carreteras secundarias”, como la que a su hijo le sesgó la vida por culpa de un malecón de hormigón que estaba a 30 centímetros de la carretera sin que hubiera ninguna valla de protección, recuerda. Esta padre coraje añade que tampoco había ninguna valla de protección en el lugar donde murieron las dos muchachas, en el kilómetro 2. “Es de vergüenza. Las pusieron cuando murieron”, dice.

Con chalecos reflectantes, los cientos de participantes en esta caminata, acompañados por el alcalde de Algar, José Manuel Lozano (PA), y otros responsables municipales, pidieron mejor acondicionamiento en las carreteras provinciales, cuyo mantenimiento es competencia de la Diputación de Cádiz.

“Las gentes de los pueblos, que queremos vivir en estos enclaves, nos sentimos discriminados por las administraciones”, reflexionó Antonio Sañudo, quien reclama justicia por la muerte de Daniel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios