Provincia

Borrell: "Que yo sepa, las corbetas también son armas"

  • Podemos afea el acuerdo y el ministro responde con un reproche contra el alcalde de Cádiz

José María González. José María González.

José María González. / d.c.

El portavoz de Unidos Podemos en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, Pablo Bustinduy, aprovechó ayer la comparecencia del ministro Josep Borrell para criticar la decisión de vender 400 bombas a Arabia Saudí porque, según ha dicho, la legalidad impide vender armamento a Estados "que puedan usarlo para cometer violaciones de derechos humanos en situaciones de conflicto".

En su turno de réplica, Borrell le respondió que se están cumpliendo todas las leyes sobre comercio de armas y que, si no lo creyese así, actuaría en consecuencia. Y añadió un reproche destinado directamente al alcalde de Cádiz, José María González, sobre el que dijo no haberlo visto pidiendo que se suspenda ningún contrato. "Que yo sepa, las corbetas también son armas", añadió, refiriéndose a los barcos que construirán los astilleros de Navantia para Arabia Saudí.

En su turno, el portavoz del PP, José Ramón-García Hernández, se refirió también al alcalde de Cádiz para decir que éste había hablado de una manera que "parecía Goebbels", hablando de "o bombas o hambre" y "muy alejado de la intervención sobre derecho humanitario" de Bustinduy.

El presidente del PP de Cádiz y senador, Antonio Sanz, manifestó ayer, por su parte, que confía en que "tras la rectificación del Gobierno de Sánchez respecto al contrato armamentístico con Arabia Saudí, no se vuelva a poner en peligro el empleo de los astilleros de la Bahía de Cádiz y del futuro de la industria naval, tras una semana de incertidumbre provocada por una nueva irresponsabilidad de los socialistas".

En una nota, añadió que espera que "tras haber llevado al límite el contrato de las cinco corbetas, el Gobierno de Sánchez haya aprendido la lección y no vuelva a meter la pata con Navantia", recordando que "se ha trabajado mucho durante años para sacar a los astilleros de las cero horas de carga de trabajo en las que los dejó el Gobierno de Zapatero y darle una estabilidad que el PSOE ha estado a punto echar al traste en una semana".

Sanz felicitó a los trabajadores de los astilleros por "defender durante esta semana sus puestos de trabajo con uñas y dientes" y ha afirmado que "el PP de Cádiz trabaja en defensa del empleo en la provincia y no sólo defendiéndolo, sino creándolo como se ha demostrado con este contrato de las corbetas que traerá 6.000 empleos y una inversión de casi dos millones de euros para la Bahía de Cádiz durante los próximos cinco años".

Finalmente, señaló que espera una nueva intervención de la ministra de Defensa, Margarita Robles, para que "explique los bandazos que ha provocado y el riesgo en el que ha puesto el futuro laboral de muchos gaditanos y el daño causado a la industria naval por la imagen dada de cara al exterior".

"Todo lo ocurrido es malo y lo que puede ocurrir tras estos últimos vaivenes es preocupante. No podemos vivir de la rectificación diaria de un Gobierno que pone en peligro la imagen de España y el daño irreparable que para la credibilidad y la garantía que un país debe de dar de seguridad jurídica cuando contrata, hace o atrae una inversión", concluyó.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, entró ayer en este debate y señaló, en defensa de Pedro Sánchez, que el Ejecutivo "oficialmente nunca puso en cuestión ningún contrato con Arabia Saudí" y que todo "fue fruto de filtraciones periodísticas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios