Provincia

La CE dará a España 25,6 millones para la inmigración en el Estrecho

  • El ejecutivo comunitario aumenta su aportación "para mejorar la capacidad de recepción en las llegadas y para ayudar a incrementar los retornos"

  • También concede 20 millones a Grecia

Algunos de los migrantes llegados ayer al puerto de Algeciras. Algunos de los migrantes llegados ayer al puerto de Algeciras.

Algunos de los migrantes llegados ayer al puerto de Algeciras. / erasmo fenoy

La Comisión Europea (CE) anunció ayer que aportará 25,6 millones de euros para la gestión urgente de la inmigración en las localidades con más afluencia de pateras en la costa de Andalucía, así como en Ceuta y Melilla. Además destinará otros 20 millones a Grecia, que se invertirán en la isla de Lesbos.

"En vista del aumento de las llegadas, España recibirá 25,6 millones de euros para mejorar la capacidad de recepción en las llegadas en la costa del sur, Ceuta y Melilla, y también para ayudar a incrementar los retornos", señaló la CE en un comunicado.

El comisario europeo de Migración, Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramópulos, subrayó que España "ha visto aumentar las cifras de llegadas durante el pasado año" y que por ello la CE necesita "intensificar" su apoyo.

El Ejecutivo comunitario agregó que los otros 20 millones de euros comprometidos para Grecia se canalizarán a través de la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, para "mejorar las condiciones de recepción (...), especialmente en la isla de Lesbos".

La CE indicó que, pese a que el acuerdo entre la UE y Turquía ha contribuido a reducir las llegadas a Grecia, el país "todavía hace frente a una presión migratoria significativa, en particular en las islas".

Bruselas ha destinado más de 1.000 millones en asistencia de urgencia para ayudar a los Estados miembros a gestionar la inmigración en el marco de su presupuesto para 2014-2020, con fondos que se asignaron especialmente a "Italia, Grecia, Bulgaria, Croacia, Alemania, Suecia y, ahora también, España", agregó la CE, que afirma que trabajará en las próximas semanas en la posibilidad de crear plataformas en países del Norte de África para el desembarco de los migrantes rescatados en el Mediterráneo y confió en que estos Estados acepten la instalación de los centros.

"Somos conscientes de las dificultades y de lo que la gente dice, pero estamos obligados a trabajar", dijo el portavoz de la Comisión, Margaritis Schinas, quien recordó que los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho les dieron tras su cumbre de la semana pasada un "mandato" para estudiar la creación de tales plataformas.

"Trabajaremos con terceros países, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, la Organización Internacional para las Migraciones, nuestros Estados miembros y la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas", insistió. El portavoz confió en que los países del Norte de África lleguen a aceptar las plataformas pese a que Libia, Argelia y Túnez ya han anunciado que no están dispuestos a ello.

La Comisión indicó que trabajará en las "próximas semanas" con los actores implicados en la implementación de estas plataformas así como en la cooperación en las operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo.

"Hay un consejo informal de Justicia e Interior la próxima semana que permitirá verlo con los Estados miembros, y podemos confirmar que vamos a tomar las próximas etapas antes del verano", dijo la portavoz de Inmigración del Ejecutivo comunitario, Natasha Bertaud.

En cuanto a las negociaciones con terceros países, la Comisión recordó que trabaja con ellos en el tema migratorio desde hace tiempo sobre una base de "partenariado" y que además los Estados miembros han mostrado "voluntad de apoyar este esfuerzo europeo con los países (africanos) que conocen mejor".

En cuanto a la creación de "centros controlados" para inmigrantes de forma voluntaria en países de la UE, la portavoz explicó que esto podría hacerse sobre el modelo de centros de registro (los denominados hotspots) que existen en Italia y Grecia (cinco en cada país).

Podrían reforzarse los existentes con mayor presencia de Guardias de Costas y Fronteras y personal de la Oficina Europea para el Asilo (EASO) para ayudar en la identificación de quienes tienen derecho a asilo, o bien crear nuevos. Sin embargo, el trabajo ahora mismo es identificar qué países estarían dispuestos a acogerlos.

La Comisión respaldó las conclusiones del Consejo Europeo que llaman a todos los barcos que operan en el Mediterráneo a "no obstaculizar" las operaciones de la guardia costera libia.

Asimismo, recordó que los guardacostas libios tienen derecho conforme a la legislación internacional a desembarcar a las personas rescatadas en sus puertos, pese a que la UE no los considera seguros y cree que la situación de los inmigrantes en el país es "inhumana". Por el contrario, subrayó, los barcos de la UE que hacen rescates no pueden desembarcar en Libia. "Esto lo hemos excluido de forma explícita porque va contra nuestros valores y el derecho internacional. Estamos al corriente de la situación inhumana de los inmigrantes en Libia y por eso nos implicamos con la ONU para mejorar las condiciones y hay un mecanismo de tránsito de urgencia para evacuar a esas personas de Libia", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios