Provincia

Cádiz Electrónica presenta un ERE temporal para el 85% de la plantilla

  • El expediente de la fábrica de automoción de El Puerto es el primero de gran calado en la Bahía desde el inicio de la crisis y repercute a 354 trabajadores, que pararían una media de 140 jornadas este año

Dos años menos un mes han pasado desde el anuncio del cierre de la multinacional Delphi. Su competencia hasta entonces en la Bahía, Cádiz Electrónica -filial del grupo también estadounidense Visteon-, acaba de presentar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo que afectará durante este año a 354 trabajadores, el 85% de la plantilla total.

La propuesta presentada por la empresa, que se dedica a la fabricación de componentes de automoción y tiene su sede en el polígono Tecnobahía de El Puerto, implica la reducción de un total de 50.370 horas de trabajo durante 2009. La motivación esgrimida por la dirección de la compañía ante el Servicio Andaluz de Empleo es la necesidad de ajustar la mano de obra ante la disminución de la producción del sector. Fuentes sindicales confirmaron que la planta arrastra esta ralentización de la actividad desde finales de 2008, pero la mayor preocupación se centra en el segundo semestre de este año y, sobre todo, en 2010, ya que a partir del verano se extinguen varios contratos y todavía no se ha cerrado ninguno nuevo que prolongue la vida de la factoría.

En la actualidad, el principal cliente es Ford, cuyos pedidos representan entre un 40% y un 45% de la facturación. En medio de esta incertidumbre, hay un dato para la esperanza y es que en 2008, "uno de los mejores" años de los últimos tiempos, la empresa volvió a cerrar con beneficios. Ya 2007 fue positivo, con unas ganancias netas de 5,4 millones, el doble que en el ejercicio anterior.

La aplicación es rotatoria entre el personal afectado, pero no uniforme, ya que la empresa diferencia cuatro grupos: el primero comprende el cuerpo técnico, dentro del que una media mensual de cinco trabajadores se quedará en casa durante treinta días (1.825 horas en el conjunto del año). Para los grupos dos, tres y cuatro, en su mayoría operarios de planta, es mucho más fuerte, ya que, de ejecutarse equitativamente, supondría que la fábrica prescindiría de una media de 133 empleados durante 140 días (48.545 horas en total).

La negociación entre la empresa y el comité (formado por CCOO, UGT y CSI-CSIF) se extenderá, en una primera fase, hasta el 29 de enero (15 días naturales), aunque el periodo de consultas puede alargarse hasta un mes. Según este calendario, el expediente podría entrar en vigor en el mes de marzo.

El objetivo inicial de los sindicatos es extender el ERTE a toda la plantilla (especialmente a todo el cuerpo técnico superior), de manera que tenga la menor incidencia posible en cada trabajador. También será clave la negociación de un complemento que mejore las condiciones económicas que tendrá el personal en los días de paro.

Los empleados recibirán durante las jornadas inactivas el 70% de su salario y el propósito del comité es elevar este porcentaje a través de un plus de la empresa. La planta de El Puerto es la última de las afectadas en España por una regulación de empleo. Previamente se han aplicado en las instalaciones de Cataluña, la de Medina de Rioseco (Valladolid) y la de Salceda (Pontevedra). Según indicaron, la negociación en estos casos culminó con unas percepciones por encima del 90%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios