Provincia

El Campo de Gibraltar le pisa los talones a la Bahía de Cádiz en peso económico

  • La capital pierde la oportunidad de convertirse en la segunda localidad más fuerte de la provincia al ser adelantada por San Roque, que lideró el crecimiento de su comarca hasta la llegada de la crisis · Jerez es ya la cuarta ciudad de Andalucía

Comentarios 6

2.633

San Roque echa humo. Su gran conglomerado industrial y el paraíso urbanístico de Sotogrande han aupado a esta localidad hasta el segundo puesto del podio económico de la provincia. El municipio campogibraltareño se ha convertido en un verdadero bastión del crecimiento de la Bahía de Algeciras y aunque ahora sufre con especial virulencia los estragos de la crisis, en la primera parte de la década llegó a adelantar, por su boyante actividad, a la mismísima capital gaditana.

Éste es uno de los resultados más llamativos del Anuario Económico 2008 de La Caixa, considerado como la base de datos más completa de información regional, provincial y municipal. En esta última oleada, el estudio recoge los resultados del ejercicio 2006 y los compara con los de 2001, por lo que puede tomarse como el balance de los principales años de boom económico de España.

Además de su profusa información sobre el sector comercial, el indicador más valioso que aporta esta publicación es el denominado "Índice de Actividad Económica", que establece la dimensión de cada rincón del país según su participación en la recaudación de impuestos de actividades empresariales y profesionales.

La provincia tiene un peso de 2.633 sobre 100.000 (base fijada para el conjunto español). Traducido en porcentajes, puede entenderse de esta manera: de cada cien euros que se generan en España, 2,6 proceden de Cádiz. Esta valoración sitúa a la provincia en su posición natural en Andalucía: tercera por detrás de Sevilla (3.036) y de Málaga (2.928).

Iigualmente natural es que, en los últimos años de auge, Jerez se convirtió, con un peso estimado de 507 (casi el 20% del total provincial), en la locomotora de la provincia. Pero lo más importante no es este liderazgo, sino que según esta ponderación, la cabecera del Marco es ya la como cuarta localidad de Andalucía. Cinco años antes, en 2001, el Índice de Actividad Económica era de 295 y la posición, la novena; pero tras un enorme -y, a tenor del impacto de la crisis, también frágil- crecimiento del 77,9%, la ciudad del vino y el caballo ha adelantado a capitales como Almería, Córdoba o Huelva, además de a Algeciras, que entonces era el municipio gaditano con mayor valoración. El resultado es que sólo tres capitales -Sevilla, Málaga y Granada- demostraban a finales de 2006 gozar de un mayor dinamismo.

Tan llamativo es este avance como la incapacidad de la capital gaditana para aprovechar el pinchazo de Algeciras y escalar hasta la segunda posición. Su lugar lo ha ocupado San Roque, que al comienzo de 2007 tenía una valoración estratosférica de 351 (frente a los 195 de 2001), mientras que Cádiz se quedaba en 350 (venía de 264). El crecimiento sanrroqueño en este periodo fue del 80% y el gaditano, del 13,3%, una diferencia suficiente para que la localidad campogibraltareña se ganara la posición de plata en el ranking provincial. Algeciras, por su parte, ha pasado de encabezarlo en 2001 (con 297) a salir del tridente provincial y verse relegada al cuarto puesto (319).

Con este resultado, la capital gaditana mantiene intacto su peso en la provincia y en la Comunidad respecto a 2001, puesto que en ambos años figura como tercera y novena, respectivamente. Ni avance, ni tampoco retroceso, un balance que podría considerarse positivo para una ciudad aquejada por la falta de suelo y el envejecimiento.

La configuración de fuerzas por comarcas arroja también un resultado a tener en cuenta. Con el boom de San Roque, la pujanza de Los Barrios (de 41 a 79) y pese al estancamiento de La Línea (de 69 a 67), el Campo de Gibraltar está a punto de equipararse a la Bahía de Cádiz, sin sumar Jerez (863 frente a 892). La distancia entre ambas áreas se ha reducido debido a que la campogibraltareña exprimió con mayor intensidad los años de bonanza y superó en más de ocho puntos eel desarrollo marcado por la Bahía gaditana.

Pero ambos repuntes son modestos si se comparan con el de la Sierra, que entre 2001 y 2006 creció un 77,9% (lo mismo que Jerez). El motor indiscutible fue Arcos, que, gracias a la construcción y las expectativas generadas por la unión por autovía con Jerez, cuadruplicó su peso económico (de 28 a 112). Esta gran ponderación colocó a la cabecera serrana como octavo municipio de la provincia, aunque este puesto privilegiado está ahora seriamente amenazado por la fuerte crisis que atraviesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios