Provincia

Colapso en el centro de menores de La Línea: 218 jóvenes en solo 24 plazas

Los centros de menores extranjeros fueron los primeros el año pasado en dar la voz de alarma. Ya advertían entonces que se estaba sobrepasando su capacidad de acogida y que no podían atender adecuadamente al cada vez más creciente número de menores no acompañados que llegaban a Andalucía: en 2017 se duplicó el número de personas atendidas en Andalucía, más de 4.100 niños y jóvenes. Y este año han llegado ya 3.000.

Los datos siguen al alza y el colapso en los centros de menores sobrepasa ya cualquier límite imaginable: ayer se encontraban en el centro de menores La Concepción, de La Línea, 218 niños y jóvenes. Y el centro tiene solo 24 plazas.

Fuentes del centro alertan de que han tenido que dormir en el patio interior del recintoLa Junta baraja usar un antiguo club de alterne como centro cuando cierre El Cobre

Para poder albergar a esa cantidad de personas, a los colchones en el suelo se han sumado ahora sillas en el patio en las que estarían durmiendo los menores, denuncian algunas fuentes. Los trabajadores ya han expresado su desazón en ocasiones anteriores, que se ha reflejado en denuncias sindicales (como una reciente de UGT). Hasta los sustitutos de verano están ya quemados de una situación en la que no solo no se puede atender adecuadamente a los jóvenes, sino que es caldo de cultivo para enfrentamientos o problemas sanitarios como la sarna que ha aparecido en alguna ocasión en el centro.

Además es difícil ejercer un control en un centro en el que además los jóvenes son tutelados, pero no internos: saltan el muro del centro (como denuncian los vecinos de alrededor), pasan buena parte del día en la calle y hay huidas, como en todos los equipamientos de este tipo. Un único mediador intercultural atiende las necesidades del centro durante unas horas por las mañanas.

La situación de saturación se repite en el resto de los centros públicos y dos concertados de la provincia, que también están llenos. En el caso de los públicos, aseguran fuentes sindicales, están triplicando o cuadruplicando su capacidad. Se ha llegado a dar el caso de que algún centro se ha negado a acoger más menores por la imposibilidad de atenderlos.

La Administración autonómica habilitó recientemente otras 400 plazas de emergencia para toda la comunidad autónoma, pero tampoco esa cifra ha sido suficiente. Ayer mismo el portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, pedía solidaridad al resto de comunidad autónomas ante la imposibilidad de hacer frente a la atención de tantos menores. La Junta de Andalucía ha reclamado ayuda en numerosas ocasiones y el Defensor del Pueblo andaluz está haciendo una ronda de defensores para recabar su apoyo en una mejor distribución de los menores por todo el país.

En plena crisis por la falta de espacio, la Administración autonómica se ha visto además obligada a programar el cierre por reformas de uno de sus centros, el de Nuestra Señora del Cobre de Algeciras. Este presentaba deficiencias estructurales desde hacía años, con grietas en varias estancias. La Junta ha decidido cerrarlo y busca un lugar alternativo para seguir prestando el servicio.

Para ello se está barajando utilizar el antiguo club de alterne El Jardín del Edén, en Pelayo, aunque aún no hay una decisión tomada. Se trata de un edificio que permitiría albergar a 72 menores (frente a las 16 actuales) pero fuentes del centro temen que se quieran atender con el mismo número de trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios