Provincia

La Comandancia de Algeciras, la primera en tener chalecos antibalas y armas personalizadas

  • El Gobierno niega que se hayan desviado recursos contra el narcotráfico para atender a la inmigración

Un total de 162 agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Algeciras que operan en el Campo de Gibraltar disponen ya de chalecos antibalas y armas personalizadas, lo que convierte a esta dotación en la primera de España en contar con este tipo de recursos. Así lo adelantó el martes el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, quien situó estas "necesarias" medidas dentro del Plan Específico de Seguridad para el Campo de Gibraltar puesto en marcha por el Ministerio del Interior.

El plan, explicó, está dotado con siete millones de euros y supone el incremento de los recursos tanto técnicos como humanos en toda la zona, especialmente afectada los delitos relacionados con el narcotráfico.

Como novedad, Gómez de Celis detalló que la iniciativa da respuesta a la demanda de las fuerzas de seguridad que han venido reclamando durante mucho tiempo que los agentes dispongan de chalecos antibalas individuales y personalizados, y "no como venía ocurriendo hasta ahora en que eran compartidos por distintos agentes con tallas únicas".

El delegado del Gobierno destacó también la incorporación permanente de 95 miembros en los distintos cuerpos de seguridad en el Campo de Gibraltar (55 guardias civiles y 40 agentes en la Policía Nacional). Con estas incorporaciones se alcanza el "cien por cien del catálogo, es decir de la relación de puestos de trabajo con todos los puestos cubiertos", además de los refuerzos en unidades de la Unidad Central Operativa (UCO) o del Grupo de Acción Rápida (GAR), según Gómez de Celis.

También se reforzarán, dijo, las unidades de investigación que están en Madrid, y que son una de las principales armas contra el narcotráfico. Para luchar contra el narcotráfico, el Gobierno -continuó Rodríguez Gómez de Celis- reforzó también la seguridad y protección de los vehículos, además de contar con un nuevo helicóptero y drones. En relación al Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA), avanzó el aumento de la plantilla en las próximas semanas en un 33 %, al pasar de los 72 a los 92 efectivos.

Preguntado por algunas críticas que han apuntado a que se está desatendiendo la lucha contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar por la llegada de migrantes, el delegado respondió que es "falso" y que se trata de campos distintos. "Ni un solo efectivo de la investigación contra el narcotráfico se ha visto afectado por la inmigración", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios