narcotráfico

Los narcos escondían 930 kilos de hachís en un zulo en El Tormo

  • La Guardia Civil y Vigilancia Aduanera lo descubrieron mientras vigilaban una lancha

Comentarios 2

La Agencia Tributaria y la Guardia Civil informaron ayer de la aprehensión de 930 kilos de hachís ocultos en un zulo en una playa en la zona de El Tormo, en Algeciras.

El operativo se desarrolló el pasado viernes 16 cuando medios aeronavales de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria detectaron una embarcación semirrígida que se aprestaba a alijar en la playa algecireña. Inmediatamente se preparó un dispositivo con apoyo de efectivos por tierra, que cercaron la zona a la espera de los vehículos de carga que acudieran al lugar para la extracción de la droga.

Tras varias horas, ningún vehículo acudió a retirar la droga. El operativo decidió entonces actuar. Los efectivos de Vigilancia Aduanera y de la Guardia Civil peinaron la playa y sus alrededores para encontrar la droga escondida.

Tras una intensa búsqueda se logró hallar un espacio excavado en el terreno y perfectamente disimulado: una especie de zulo, cubierto en su boca por tablones y rejillas metálicas de refuerzo. En su interior descubrieron un total de 30 fardos de arpillera con hachís y que alcanzaban un peso bruto aproximado de 930 kilogramos. La droga y las diligencias fueron puestas a disposición del titular del juzgado de guardia de los de Algeciras.

Aunque ya ha sucedido otras veces no es habitual que las fuerzas de seguridad descubran estos almacenes en el suelo en el que los narcos esconden la droga o incluso cantidades de dinero. En 2016, durante la llamada Operación Pryamo-Rotores, se intervinieron 3.232 kilos de hachís y se detuvo a once personas. La mayor parte de la droga estaba enterrada en un zulo en una finca de la barriada algecireña de Pelayo.

En febrero de 2017 se descubrió otro de grandes dimensiones en el Zabal, en La Línea, en el que fueron encontrados 2.700 kilos de hachís. En octubre de 2016, la entrada al boquete se encontraba en un garaje donde se hallaron 1.800 kilos de hachís. En julio de 2016, la Policía intervino cinco toneladas de hachís, 400.000 euros, 35 vehículos y una embarcación en una operación en la que parte de la droga se encontraba escondida en un zulo en el interior del pajar de una cuadra de caballos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios