Provincia

Detenido por intentar introducir en España a un inmigrante ilegal en una motoacuática

  • La Guardia Civil le interceptó cuando estaba frente a la playa tarifeña de Bolonia

La motoacuática intentando escabullirse de la Guardia Civil. La motoacuática intentando escabullirse de la Guardia Civil.

La motoacuática intentando escabullirse de la Guardia Civil.

Llegar a Europa a cualquier precio. Ese es el objetivo de miles de personas que se concentran en el norte de Marruecos a la espera de dar el salto. Las mafias tienen tarifas diferentes según el medio de transporte y el más caro, por rapidez y exclusividad, es la motoacuática. Las de mayor potencia tardan apenas una hora y media en llegar a las playas gaditanas desde la costa del país vecino. Ayer mismo, frente a la de Bolonia, en Tarifa, la Guardia Civil consiguió detener a una persona acusada de favorecer la inmigración ilegal e interceptó a la persona que intentaba entrar al país sin utilizar los cauces legales.

Después de detectar su presencia, una zodiac del Servicio Marítimo les cerró el paso y consiguió detenerlos, incautando la motoacuática y trasladando en la patrullera Guadiana a ambos hasta Tarifa.

Día a día, las patrulleras del Servicio Marítimo de la Guardia Civil recorren el Estrecho llevando a cabo una triple misión: por una parte controlar a las mafias que intentan meter hachís desde Marruecos y que, últimamente, también negocian con el tráfico de personas; por otra parte, evitar esa inmigración descontrolada y por último, y no menos importante, salvar vidas, porque la Guardia Civil, desde que llegó el verano y el buen tiempo, ha conseguido poner a salvo a cientos de personas que corrían el riesgo de morir ahogadas.

El Gobierno está poniendo medios para evitar que esta llegada de inmigrantes provoque problemas, aunque por el número no se puede hablar de una crisis migratoria. De hecho, ha habido años en que han llegado a Grecia más de 100.000 inmigrantes ilegales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios