Sierra

La Diputación mejora la carretera provincial que une Bornos con Espera

  • La vía CA-6102 muestra muchas grietas en el firme y deformaciones en la rasante

Una máquina trabajando en la carretera objeto de la mejora. Una máquina trabajando en la carretera objeto de la mejora.

Una máquina trabajando en la carretera objeto de la mejora.

La coordinadora del área de Desarrollo, Innovación y Cooperación Local de Diputación, Encarnación Niño, revisó ayer las obras de reparación que se emprenden en la carretera CA-6102 que comunica Bornos y Espera, en la Sierra de Cádiz. En esta visita estuvo acompañada por los alcaldes de Espera, Pedro Romero, y de Bornos, Hugo Palomares, así como de personal técnico de Diputación y representantes de la empresa Construcciones Garrucho SA, adjudicataria de las obras.

En esta carretera provincial se han registrado diferentes grietas así como deformaciones en la rasante. El subsuelo de esta zona es muy húmedo e inconsistente, provoca irregularidades en el firme de la calzada y amenaza con ser la causa de deslizamientos. El personal de la brigada de mantenimiento de Diputación se afana en la conservación de la calzada, suavizando las irregularidades detectadas, si bien se requería una intervención de mayor calado que mejorase la cimentación de la carretera en los tramos más conflictivos.

Para determinar la naturaleza del subsuelo y concretar la zona de actuación se encargó un informe geotécnico a la firma Cogesur. Conforme a ese estudio se delimitó el área de intervención: un tramo de 150 metros entre el kilómetro 6 y el 7,5 de la CA-6102. Las obras emplean una técnica constructiva clásica pero singular ya que se utiliza sobre todo en terrenos fangosos -como por ejemplo los de marisma- inestables y muy húmedos y basados en la instalación de pilotes de madera. En este caso se ha optado por pilotes de eucaliptos rojos, a razón de dos por metro cuadrado, que se hundirán en dos puntos del tramo en obras: en un ámbito se entierran verticalmente hasta una profundidad de 6 metros, y en otra parte se hundirán a una cota de 5 metros.

Las cabezas de estos pilotes quedarán embutidas en material granular -que ayudará al drenaje- cubiertos por una capa de zahorra y el asfaltado final. La actuación conlleva la instalación de dos obras de fábrica para desagüe así como la consolidación de dos muros de escollera de 35 metros de longitud en los extremos del tramo que se va a reparar.

Encarnación Niño ha valorado la solvencia del personal técnico de Diputación, "capaz de adoptar este tipo de intervenciones con el objetivo de aportar soluciones estables". En principio, para esta carretera se planteaba una propuesta constructiva más convencional, basada en el relleno mediante escollera, si bien al precisarse la morfología del subsuelo se optó por un modelo que permitirá una mayor consolidación, así como más consistencia frente a cargas verticales y laterales.

Hugo Palomares ha incidido en la importancia de una carretera que forma parte de las rutinas diarias de los vecinos de Bornos y de Espera, mientras que Pedro Romero valoraba la envergadura de una actuación que plantea una solución de raíz de mucho mayor alcance que los trabajos de mantenimiento. Diputación reservó para esta actuación 200.000 euros. Las obras se han contratado a la empresa Construcciones Garrucho SA conforme a un presupuesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios