Provincia

Doce familias aisladas por la rotura de un puente sobre el río Celemín

  • Medio Ambiente abre expediente a algunos vecinos de Las Lagunetas que han intentado por su cuenta habilitar un paso alternativo por un antiguo cruce empedrado

Una crecida que sufrió el río Celemín el pasado 29 de septiembre dejó semihundido al conocido como puente de Curra, en el núcleo de las Lagunetas (en la pasada de enmedio), en el término municipal de Benalup-Casas Viejas. Desde entonces, una docena de familias que vive en la margen izquierda del río se las ve y se las desea para intentar mantener sus rutinas diarias pese a estar casi aislada.

En esta zona, las intensas lluvias caídas en las últimas semanas arrastraron la parte central de un puente que data del año 1947 y que ya en 1955 sufrió un percance parecido, aunque aquella vez sólo se vio afectado una parte del viaducto de este enclave.

Según apuntó Enrique Estudillo, propietario de una conocida venta de la zona, "se están viendo afectadas al otro lado del río entre 10 y 12 familias, además de los guardas de tres fincas".

Según destacó el hostelero, "dos de esas familias tienen niños en edad escolar y no pueden pasar al otro lado, mientras que otros tienen la vivienda en una parte del río y el trabajo en la otra".

Este industrial explicó que algunos vecinos han intentado por su cuenta acondicionar un paso para personas, la conocida como pasá empedrá o pasá curra, aunque se han encontrado con la apertura de un expediente disciplinario por parte de la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente, al tratarse de una vía pecuaria. Desde esta institución de la Junta de Andalucía han declinado pronunciarse de momento sobre este asunto.

Estudillo avanzó que "algunos propietarios de las fincas se han decidido a hacer el paso lo multen o no lo multen, porque es una pasada que había muy antigua, que se encontraba hasta empedrada, estando por la labor de hacer un relleno que permita pasar con un vehículo todo terreno hasta las fincas".

La veintena aproximadamente de personas que han quedado asiladas precisan de la reparación de dicho puente, ya que esta infraestructura les permite comunicarse con la carretera más cercana distante unos 500 metros.

De momento la única posibilidad que tienen es atravesar el arroyo por encima de las piedras o tomar un camino por dentro de una finca privada, lo que comporta un rodeo de más de 30 kilómetros, además de entrar en una propiedad privada que pertenece a la finca Las Lomas y que rodea toda la presa del Celemín.

La asociación de vecinos Las Lagunetas ha dirigido dos escritos, uno a la Agencia Andaluza del Agua y otro a la Delegación Provincial de Medio Ambiente, en los que solicita permiso urgente para el arreglo de la pasá empedrá para facilitar el paso a los vecinos como medida provisional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios