Provincia

EEUU ocultó dos meses el accidente de un avión no tripulado en Rota

  • El RQ-4 Global Hawk, consideradoel mayor dron espía estadounidense, se estrelló el 26 de junio

Imagen de archivo de uno de los aviones no tripulados RQ-4 de Estados Unidos, Imagen de archivo de uno de los aviones no tripulados RQ-4 de Estados Unidos,

Imagen de archivo de uno de los aviones no tripulados RQ-4 de Estados Unidos, / d.c.

El Gobierno de Estados Unidos ha ocultado a la opinión pública durante más de dos meses el accidente de un aparato aéreo no tripulado que tuvo lugar a finales de junio frente a las costas de Rota. Ha sido la publicación especializada estadounidense TheWarZone la que ha anunciado este suceso que posteriormente ha sido confirmado por la administración de EEUU.

En concreto el accidente lo protagonizó el RQ-4 Global Hawk, un dron espía de Estados Unidos que se estrelló el 26 de junio frente a las costas de Rota. El siniestro no provocó heridos y tras producirse la caída se inició una operación para recuperar el dron. En ese despliegue participó el buque de apoyo de combate rápido USNSArctic. El rescate concluyó con éxito aunque no ha trascendido ni el estado actual del dron ni cuál era la ruta que seguía cuando se precipitó al Atlántico.

Fuentes del Ministerio de Defensa español aseguraron ayer que Estados Unidos informó a las autoridades españolas de la caída frede este aparato no tripulado. Estas fuentes aseguran que el aparato cayó al mar cerca del Golfo de Cádiz pero fuera de las aguas jurisdiccionales españolas.

La confirmación de este accidente llegó por parte del Centro de Seguridad de la Fuerza Aérea de EEUU, que ha señalado que hay una investigación en marcha para intentar esclarecer las causas del suceso. "Es política del Departamento de Defensa y la Fuerza Aérea no discutir el análisis, conclusiones o recomendaciones de las investigaciones de seguridad para proteger el proceso de las pesquisas", agregó dicha fuente.

La citada página especializada ha resaltado que se trata del segundo RQ-4 que ha perdido el Ejército estadounidense en un año, tras el siniestro de uno de estos aparatos en una zona remota de California el 21 de junio de 2017. TheWarZone ha indicado que, si bien no está claro por qué Washington no había informado sobre el siniestro, podría deberse a la naturaleza sensible de la operación y el interés por evitar que trascendieran detalles sobre la misma para no poner en peligro información tecnológica de relevancia.

Estos aparatos han realizado numerosas operaciones de vigilancia en Europa, especialmente en misiones de reconocimiento a gran altitud en el este de Ucrania y la región del mar Negro, así como en el Mediterráneo oriental, si bien, según esta página, han estado menos activos en esta zona en los últimos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios