Provincia

Ecologistas en Acción denuncia otro vertido en las playas de Sanlúcar

  • Hace una semana que se produjo la rotura de una tubería junto a las terrazas de Bajo de Guía, que está arrojando aguas residuales directamente al mar

Ecologistas en Acción ha denunciado que hace más de una semana que se están vertiendo aguas residuales en la playa de Bajo de Guía al haberse roto una tubería. El colectivo asegura que hace seis días informó de la avería a la delegada municipal de Medio Ambiente, Inmaculada Muñoz, sin que hasta ahora se haya solucionado este problema. Esta conexión, que nace en Bonanza, atraviesa, según los ecologistas, la línea de playa de modo ilegal, y se encuentra ubicada muy cerca de las terrazas de Bajo de Guía, enclave turístico por excelencia de la localidad.

De igual modo Ecologistas denuncia que los vertidos de aguas residuales se repiten desde hace años en el Arroyo del Salto del Grillo, donde se vierten aguas residuales directamente a Bajo de Guía. Esta problemática, según ha informado la organización, proviene del mandato municipal entre los años 1999 a 2003, en el que fue delegado de Urbanismo Antonio Prats y ordenó conectar el alcantarillado de un grupo de viviendas de la zona de Camino de Sevilla y el Pago Miradamas con el arroyo.

Los vertidos no acaban ahí. Y es que, aseguran los conservacionostas que en el Arroyo de San Juan y en el que se encuentra a escasos metros del Baluarte de San Salvador, no paran de arrojar desperdicios. Los vertidos de esta zona son una mezcla de aguas pluviales y residuales, y cuando llueve, los aliviaderos, que rebosan con el mal tiempo, arrojan esta mezcla hasta la playa.

Ecologistas en Acción asegura que hace un año elevaron este problema ante el Consejo Local de Medio Ambiente, sin que las autoridades hayan atendido sus requerimientos. Los ecologistas se lamentan de las altas cotas que ha alcanzado la contaminación en el municipio, pues actualmente se vierten directamente en el río Gualdalquivir alrededor de 800 metros cúbicos al día, el equivalente a las aguas residuales de más de 3.000 personas.

Por otro lado, y basándose en los datos suministrados por la Consejería de Medio Ambiente en 2007, la entidad indica que la depuradora de aguas de Sanlúcar no funciona de modo satisfactorio. El 30% de las muestras recogidas por la Junta incumplía los mínimos legales de depuración, "de manera que desde entonces está cometiendo una infracción en la normativa vigente", denuncian. El Ayuntamiento, por su parte, sostiene que la depuradora funciona perfectamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios