Provincia

Empieza el derribo de Montenmedio

  • Operarios equipados con martillos compresores desmantelaron ayer las primeras partes del tejado · Blázquez insiste en que su único objetivo ahora es mantener los puestos de trabajo del complejo

Comentarios 3

Operarios de la empresa sevillana Detecsa realizaban en la mañana de ayer los primeros trabajos de demolición de la Casa Club de Montenmedio, dando así cumplimiento al acuerdo al que llegaron la gerencia de Ibercompras y la Consejería de Suelo y Vivienda para cumplir la sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que obligaba a la propiedad de dicha finca a "restablecer la legalidad urbanística".

Estos empleados han ido montando en los últimos días diversos andamios por todo el perímetro de la Casa Club hasta la altura del techo donde ayer desmontaban las cubiertas con la ayuda de martillos compresores. Un sonido atronador que rompía el silencio que suele acompañar esta finca, donde sólo el canto de los pájaros y el paso de algunos vehículos suele enturbiar dicha calma.

Justo frente a la Casa Club, de manera paralela, se empezaban a alzar los herrajes interiores de una inmersa carpa, cuyo color blanco contrastaba con el verde del césped que rodea el palacete que está pintado de color amarillo albero. Un gran camión de la empresa de mudanzas Fergosa, retiraba de otro punto de la Casa Club algunos muebles y enseres para preservarlos durante algún tiempo.

Este derribo, que continuará durante varias semanas, no paralizó la actividad de la finca, ya que seguían pasando vehículos de reparto, los jinetes ensayaban en las pistas hípicas, al igual que los caballos calentaban sus músculos. Mientras, algunos empleados de mantenimiento realizaban el corte de la hierba en el campo de golf como cualquier otro día.

El administrador único de la empresa Ibercompras, propietaria de la Dehesa de Montenmedio, ha lamentado: "me han destruido y estoy prácticamente acabado". Estas han sido las primeras palabras de Antonio Blázquez en la semana que se ha iniciado el cumplimiento de la sentencia del alto tribunal de justicia andaluz.

Tras presentar el proyecto de derribo en el Ayuntamiento de Barbate, el gerente de Montenmedio contrató los servicios de una empresa para realizar estos trabajos denominados de "autodemolición", aunque su pretensión es que "se puedan mantener los puestos de trabajo que hasta ahora conservaba la Casa Club".

Así las cosas, Blázquez expresaba que "en cumplimiento de la sentencia hemos encargado a una empresa que se ocupe del tema, y que lo haga". "Trataremos de ver sí podemos mantener los puestos de trabajo, queremos ver sí los podemos mantener y ese es nuestro único objetivo", señaló el empresario.

El gerente de Montenmedio, ratificaba que la zona que será derriba está delimitada por una junta de dilatación y que supondrá más de la mitad de la Casa Club. Desde colectivos conservacionistas como Agaden, han instado a Blázquez a que "deje de hacer demagogia con el asunto de los puestos de trabajo que se perderían" y de que "este derribo sería una ruina para la Janda, y un desastre, sobre todo para Vejer y Barbate", tal y como ha alertado el empresario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios