Droga en las cárceles

Un vis a vis y catorce bellotas

  • Los funcionarios las encontraron tras una comunicación del preso con su madre

Las catorce bellotas intervenidas tienen un peso de 149 gramos Las catorce bellotas intervenidas tienen un peso de 149 gramos

Las catorce bellotas intervenidas tienen un peso de 149 gramos / (Cádiz)

Funcionarios de la prisión de Puerto III se ha incautado de 14 bellotas de hachís con un peso de unos 150 gramos que le fueron entregadas a un preso tras una comunicación vis a vis.

La incautación se realizó tras una comunicación vis a vis familiar de un interno con su madre. Tras dicha comunicación y tener fundadas sospechas de que el interno pudiese aprovechar la mismapara introducir sustancias prohibidas, se pidió la pertinente autorización judicial para realiza la prueba radiológica dando ésta positiva.

El interno alojaba en su interior cuerpos extraños, que terminó expulsando, con el resultado de 14 bellotas de hachís, con un peso aproximado de 150 gramos. Los hechos fueron puestos inmediatamente en conocimiento del Juzgado de Guardia de El Puerto de Santa María, por si fuesen constitutivos de delito.

"Esta cantidad de droga, que de incautarse en la calle pasaría casi inadvertida sí resulta preocupante enlos centros penitenciarios, ya que si hubiera sido cocaína, heroína o metadona hubiese causadoverdaderos estragos dentro de la prisión", explican en una nota los sindicatos de prisiones Acaip, CSIF y APFP.

La entrada de éste tipo de estupefacientes son fuente constante de incidentes y ocasionan peleas entre la población reclusa.

Según los sindicatos, "este año se están produciendo un aumento de fallecimientos por sobredosis en todas las prisiones de España, motivado por la falta de medios materiales y humanos para poder realizar una labor preventiva y evitar dichas entradas que originan un fatal desenlace".

Los sindicatos se quejan de la falta de medios materiales y personales para poder realizar las funciones correctamente. Por éste motivo, se inició un proceso de movilizaciones hace más de un año para reclamar al Gobierno las reivindicaciones necesarias para aumentar las plantillas, reforzar la seguridad de los empleados penitenciarios, una uniformidad adecuada y de garantías, obtener la condición de Agente de la Autoridad, una reforma de la LOGP y el pase al Grupo B debido a la especialización de los cuerpos penitenciarios y el aumento del salario, que se ha estancado en la última década. 

Fuentes de los funcionarios de la prisión aseguran que “el 99% de la droga que entra en prisión es a través de los vis a vis, pero no hay forma de controlarlo. Solemos ser tres funcionarios para controlar cuarenta vis a vis. En este caso teníamos una sospecha clara, pero otras veces no hay modo de controlarlo”.

El mercado del menudeo, donde el hachís se vende al doble del precio de mercado en la calle, es una constante en prisión, pero no es precisamente el hachís lo que más preocupa. “La metadona es el problema. Entra en prisión en unos índices de pureza muy altos y ha provocado numerosas sobredosis. El preso espera a llegar al chabolo para metérsela y por la noche recibes la llamada y el chaval es tá frío, casi en parada”. Una partida de metadona de gran pureza ha provocado, según estos funcionarios, seis muertes en muy pocos días en la cárcel de Aranjuez. “Pero no tenemos ni personal, ni métodos, ni medios para evitarlo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios