Provincia

275 desaparecidos en la Frontera Sur

  • Apdha alerta en su último informe de la peligrosidad de la ruta que más crece

  • Reclama la creación de centros de acogida con medios suficientes

  • España está a punto de superar a Italia como puerta de Europa

Algunos de los migrantes rescatados ayer, que fueron desembarcados en Algeciras. Algunos de los migrantes rescatados ayer, que fueron desembarcados en Algeciras.

Algunos de los migrantes rescatados ayer, que fueron desembarcados en Algeciras. / jorge del águila

En las aguas del Estrecho y Mar de Alborán han desaparecido en lo que va de año 275 personas que trataban de alcanzar el sueño europeo. En concreto, según los datos de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha), 127 han aparecido muertas y 148 permanecen en paradero desconocido tras haber caído al agua o naufragado las pateras en las que viajaban. Son las víctimas de la ruta migratoria menos peligrosa del Mediterráneo, pero que aún así lo es, recuerda la ONG, y también es la que más crece.

La Apdha presentó ayer su informe Derechos humanos en la Frontera Sur 2018, en el que recoge los principales datos referidos al fenómeno migratorio en esta zona durante 2017 junto a un análisis de lo que denomina "el mercado de la inmigración". Y en ese informe resalta una "realidad insoportable": el aumento de las muertes en el Estrecho en paralelo al fuerte crecimiento de las personas que utilizan esa ruta para intentar llegar a Europa.

Así, el pasado año perecieron o desaparecieron en el viaje 249 personas según los datos de la Apdha, que incluyen también algunas muertes producidas en la valla de Ceuta o aguas de Murcia. Y en solo medio 2018 las muertes y desapariciones registradas son un 10% superiores a las de todo el año 2017.

"En 20 años han fallecido más de 6.000 personas intentando alcanzar España por la Frontera Sur", destacaba ayer Ana Rosado, una de las coordinadoras del informe. Y el número seguirá creciendo en paralelo al aumento de llegadas: según los datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados, este año ya han llegado por mar (hasta el 8 de julio) 16.576 personas, para 22.103 totales del año pasado.

El progresivo cierre de la ruta desde Libia a Italia, el entorpecimiento de la labor de las ONG en la zona y "el deterioro hasta un punto infernal de la situación libia, donde se ha confirmado la existencia de una red de esclavismo", serían algunas de las causas del descenso de entradas en Europa y del cambio de ruta que empuja a los migrantes hacia España, destaca el estudio de la Apdha. La falta de perspectivas en Marruecos y Argelia estaría tras el aumento del porcentaje de magrebíes entre las personas migrantes llegadas a España en 2017 (un 38% frente al 31% anterior). Y el empobrecimiento extremo, los conflictos armados o las dificultades económicas sumarían al cóctel de motivos que convierten al Estrecho en la única salida para esas personas.

¿El resultado? En lo que va de año el número de personas llegadas a las costas de Cádiz se ha triplicado. Ayer mismo, la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) advertía que España está a punto de convertirse en la puerta de entrada a Europa de los migrantes del Mediterráneo, por delante de Italia: lleva 16.576 llegadas para 16.919 italianas según los datos de la ONU. "Unas 200 personas al día llegan a España desde África", destacó el portavoz de la OIM, Joel Millman. Y además, casi la mitad de los que pisaron suelo español en 2018 lo hicieron en los últimos 38 días, "eso demuestra que la tendencia es cada vez más creciente".

"Sabíamos todos que se iba a producir un aumento en las llegadas, pero no se han puesto los medios suficientes", denuncia la Apdha. "No se garantizan los derechos de asistencia jurídica, se retiene a los migrantes más de 72 horas en dependencias policiales y si no, se les deja en la calle sin ayuda alguna", señalaba Rosado. En el mismo sentido, el delegado de la Apdha en el Campo de Gibraltar, Andrés de la Peña, recordaba que el polideportivo de Tarifa se está utilizando desde el 24 de junio como centro de retención en el que hay hasta menores ante la falta de espacio en las comisarías.

La ONG considera que la administración ha tenido tiempo de habilitar un centro de acogida, un espacio en el que atender a las personas que llegan. "Proponemos algo que ya demandaba el Defensor del Pueblo, que se habilite un protocolo de intervención". La Apdha reclama unas instalaciones adecuadas y con medios humanos suficientes, no solo policiales, en las que se aporte a los migrantes toda la información necesaria sobre sus derechos. "Se necesitan personas especializadas en la detección de trata de personas, para la atención de los menores y coordinación con la sociedad civil", remarca De la Peña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios