Provincia

Impulsa El Puerto, de la buena vida a una situación insostenible

  • La empresa municipal gastó en cuatro años más de 270.000 euros tan solo en la Feria Internacional del Turismo (Fitur)

  • La deuda de la sociedad supera ya los once millones

Cómo cambian los tiempos. De ser una empresa solvente con un colchón de 22 millones de euros en el año 2007 a tener dificultades cada mes para pagar las nóminas de su plantilla. Esto es lo que ha ocurrido con Impulsa El Puerto, la empresa municipal de fomento creada en 1993 que si un día pudo tener una utilidad a la hora de desarrollar los polígonos industriales y atraer inversiones a la ciudad, hoy supone más una carga y un quebradero de cabeza para el Ayuntamiento.

El pasado miércoles se celebraba un consejo de administración de Impulsa y los datos no son halagüeños. La situación es insostenible y su deuda supera ya los once millones. Los planes para la fusión de las empresas municipales parece que se han ido al traste, y ahora mismo el equipo de gobierno tiene sobre la mesa el problema de qué hacer tanto con Impulsa como con Suvipuerto, dos sociedades que fueron solventes pero que ahora se enfrentan a serios problemas de liquidez.

En el caso de Impulsa los problemas vienen de bastante atrás, aunque se han ido agudizando de forma paulatina, sobre todo al llegar un momento en el que la empresa perdió el objeto social para el que nació y quiso seguir funcionando con objetivos nuevos, creados casi ex-profeso para mantener en marcha la maquinaria, como fue el caso de los aparcamientos y la zona naranja.

Pero hubo tiempo en el que parecía que los recursos serían ilimitados y el Ayuntamiento encontró en Impulsa una fórmula para costear lujos que de otra forma no se hubiera podido permitir.

Un ejemplo muy claro es el de la presencia de Impulsa en Fitur, la Feria Internacional del Turismo que se celebra cada año en Madrid y en la que la empresa municipal estuvo presente, de forma inexplicable y paralela junto al Ayuntamiento, desde 2005 hasta 2010.

Aunque esta decisión se adoptó en tiempos del gobierno de IP y PSOE, cuando llegaron PP y PA no solo no se modificó, sino que la presencia de Impulsa en la feria fue ganando en presupuesto, hasta llegarse a desembolsar más de 96.000 euros entre la edición de 2010 y la reserva de espacio en IFEMA para 2011. Así, entre 2008 y 2011 Impulsa gastó cerca de 270.000 euros en Fitur, para una presencia doble ya que la ciudad estaba ya presente en el stand del patronato provincial, sin que a primera vista parezca que esa duplicidad trajese nada positivo ni al turismo ni a la industria local. Por contra, la comitiva que se desplazaba a Madrid cada año no escatimaba en gastos, como se desprende de algunas de las facturas de esos años a las que ha tenido acceso este periódico, con comidas en prestigiosos restaurantes de Madrid que incluían vinos a casi 50 euros la botella, chuletones de 66 euros y copas de sobremesa. Tan solo en marisco, el género encargado a Romerijo para la feria en los años 2008, 2009 y 2010 suma la friolera de 4.800 euros, una generosidad espléndida para con los visitantes al e invitados al stand.

La presencia de Impulsa en Fitur es solo un ejemplo más del derroche con el que los responsables de la empresa han actuado en los últimos años, y que ahora se traduce en una deuda de más de once millones y un negro futuro por delante. Pero eso sí, que les quiten "lo bailao".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios