Provincia

Intervienen 2 millones a los jefes de una banda de narcotraficantes

  • La Guardia Civilha detenido a los cabecillas y a otras nueve personas de su círculo familiar

Agentes de la Benemérita, con parte del alijo incautado en su día. Agentes de la Benemérita, con parte del alijo incautado en su día.

Agentes de la Benemérita, con parte del alijo incautado en su día.

La Guardia Civil de Cádiz ha procedido a la explotación de la operación Tabus, en la que se ha detenido a los dos principales cabecillas de la organización y a otras nueve personas de su círculo familiar y laboral más cercano, además de la puesta a disposición judicial como investigados de otras dos personas.

Entre los detenidos se encuentran familiares directos de los cabecillas de la organización, todo ello por su implicación en el lavado de dinero proveniente de actividades de narcotráfico. Se han inmovilizado más de 2 millones de euros entre bienes inmuebles, vehículos de lujo y productos financieros, estando a la espera de que las numerosas entidades bancarias con que los implicados trabajaban informen del montante de las cuentas de las que su entorno eran titulares. Los dos cabecillas, que se encontraban en libertad con cargos a la espera del juicio por narcotráfico, han ingresado en prisión preventiva por el delito de blanqueo de capitales

Esta investigación policial se inició como consecuencia de la explotación de la Operación Traveling, en la que se investigaba un delito de tráfico de drogas realizado por una organización. El dispositivo se saldó con la detención de los 17 miembros de la organización, realizándose las detenciones en las provincias de Cádiz, Sevilla, Málaga y Huelva, además de en Ceuta. Además se incautaron 80 fardos de hachís con un peso de más de 2.200 kilos, dos barcos de pesca, una embarcación recreativa, cuatro turismos, un camión frigorífico y gran cantidad de dinero y documentación, que sirvieron al Equipo de Blanqueo de Capitales de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz para iniciar la correspondiente investigación por un presunto delito de blanqueo cometido por los miembros de la organización desmantelada en colaboración con varios de sus familiares y amigos más cercanos.

Las investigaciones de este equipo determinaron que los dos cabecillas de esta organización, afincados en Chiclana de la Frontera, habían ideado todo un complejo sistema de ingeniería financiera para lavar los beneficios del narcotráfico a través de empresas, sociedades interpuestas y otros canales financieros, poniendo todos los beneficios a nombre de familiares, y personas de su entorno más cercano.

Lo primero que llamó la atención de los investigadores es que los ahora detenidos carecían de patrimonio alguno a su nombre y su historial laboral y tributario era una especie de libro en blanco. Sin embargo, en el transcurso de la investigación los detenidos fueron vistos utilizando vehículos de lujo, residiendo en residencias de millonarios y manteniendo un estilo de vida a todas luces incompatible con su legal o teórica indigencia.

Baste decir que para introducir los beneficios provenientes del narcotráfico en los canales financieros legales, en un año resultaron agraciados con varios premios del sorteo de la ONCE, y otros de distintas loterías, o que tras fallecer un familiar, todos los herederos se pusieron de acuerdo para renunciar a una herencia de más de 150.000 euros en favor de uno de los detenidos.

Tras la correspondiente investigación patrimonial, que se ha prolongado por espacio de varios meses, se han bloqueado e intervenido un total de 30 inmuebles, entre casas y garajes, repartidos por diferentes localidades, entre ellas Cádiz capital, 16 vehículos, algunos de alta gama, 15 productos financieros y 9 sociedades.

Todos los detenidos, en unión de los bienes intervenidos, han quedado a disposición del titular del Juzgado de Instrucción nº 2 de los de Sanlúcar de Barrameda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios