Provincia

La Junta abre expediente sancionador por el vertido en Zahara de los Atunes

  • La playa recobra la normalidad y las aguas aparecen limpias aunque la bandera roja ondea en un tramo por precaución

Aspecto que ofrecía ayer la playa de Zahara de los Atunes en la zona que el día anterior ensuciaba la espuma. Aspecto que ofrecía ayer la playa de Zahara de los Atunes en la zona que el día anterior ensuciaba la espuma.

Aspecto que ofrecía ayer la playa de Zahara de los Atunes en la zona que el día anterior ensuciaba la espuma. / D.C.

La delegación territorial de Medio Ambiente ha abierto un expediente sancionador a la constructora de la urbanización de la que procedían los vertidos de agua al río Cachón que anteayer llevaron lodo, espuma amarillenta y malos olores a una parte de la concurrida playa urbanade Zahara de los Atunes, lo que obligó a cerrarla al baño durante la totalidad de la jornada.

La playa recuperó ayer la normalidad, las aguas aparecían limpias y la gente volvió a ocupar la arena. Únicamente ondeaba la bandera roja en un tramo de unos 50 metros de playa aproximadamente, concretamente a la altura de la desembocadura del río, como medida de precaución, según explicó a este periódico el concejal de Turismo de Barbate, Javier Rodríguez. En espera de los resultados del análisis de las muestras de agua tomadas anteayer, el Ayuntamiento optó por mantener la prohibición del baño en esa franja.

Rodríguez explicó que el Ayuntamiento ordenó anteayer a la empresa que construye unas viviendas en la zona denominada unidad de ejecución Z1 que paralizase el vertido de agua al Cachón. El concejal dijo ayer que desconocía que la Junta de Andalucía, a través de la delegación de Medio Ambiente, ya había paralizado los vertidos a mediados del pasado junio y que en ningún momento desde entonces ha levantado esa orden.

Agentes de Medio Ambiente, según explicó ayer la Junta, acudieron a la obra en cuanto supieron que el Cachón se había desbordado. El río se abrió paso por la playa hasta el mar y transportó hasta allí lodos y espuma malolientes. El agua del río fue empujada por los vertidos realizados desde las obras de la urbanización, donde trataban de deshacerse de las aguas del nivel freático.

Los agentes ordenaron de nuevo detener los vertidos y abrieron un expediente sancionador a la empresa responsable de las obras. La Junta indicó ayer que el mes pasado, cuando los vertidos fueron paralizados por primera vez, la empresa fue informada de que necesitaba dos autorizaciones para los trabajos que estaba haciendo: una, para extraer el agua del nivel freático en la obra; otra, para verter esas aguas al río Cachón. El procedimiento sancionador ha sido abierto porque la constructora carece aún de esas autorizaciones que debe proporcionar Medio Ambiente.

La presidenta de la Entidad Local Autónoma (ELA), María Isabel Romero, explicó ayer por la mañana a este periódico que la empresa que construye la urbanización les remitió documentación que muestra que el agua que han vertido al Cachón no está contaminada, que se encuentra en condiciones óptimas. Pero que no les proporcionó documento alguno que indicase que había sido levantada la orden de paralización de los vertidos dictada el mes pasado por la delegación territorial de Medio Ambiente.

Romero dijo que el vertido desde la obra que ha provocado el desbordamiento del Cachón en plena temporada de verano es un hecho insólito. No es precisamente el momento idóneo. La playa de Zahara cuenta con una bandera azul y atrae en estas fechas a miles de turistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios