Provincia

La Junta cree que hay una filtración de aguas fecales en los vertidos al Cachón

  • Los análisis detectan una "carga orgánica mínima" en el agua que tira al río una obra pero Medio Ambiente dice que no hay un problema ambiental ni de salud en Zahara de los Atunes

Comentarios 1

La Junta de Andalucía sospecha que hay una filtración de aguas fecales que afecta a las aguas subterráneas que la obra de una urbanización extrae y desvía al río Cachón en Zahara de los Atunes. De ahí el mal olor que molesta a una parte de la población y que ha deparado numerosas quejas y reclamaciones en el pueblos durante el verano.

Algunos vecinos de Zahara consideran que el desvío de aguas subterráneas desde la obra, que fue paralizado por la Junta el pasado julio y después autorizado tras ser solicitados los oportunos permisos, causa un problema grave y que, por tanto, debería ser frenado de nuevo. Pero la Junta de Andalucía sostiene que no hay un problema ambiental ni de salud que obligue a paralizar esa actividad.

Vecinos de Zahara siguen protestando por el mal olor que soporta la población por la noche

La versión oficial, que no convence a un grupo de vecinos de Zahara, es que los análisis efectuados en las aguas subterráneas que está moviendo la obra de la urbanización han detectado una "carga orgánica mínima", insuficiente como para ser considerada un problema ambiental. Esa "mínima" carga ha descendido en los últimos días. Y la Junta explica que ignora de dónde procede, dónde está el origen.

En todo caso, la Junta dice que ha pedido a la empresa que efectúa el desvío de agua al Cachón que realice un mínimo de transferencia. Es decir, que reduzca lo máximo posible el trasvase al río de las aguas subterráneas que están extrayendo varias decenas de bombas.

No le ha pedido a la empresa que cese el trasvase, afirma la Junta, porque eso crearía un problema de seguridad en la obra, según ha explicado la empresa.

La Junta también ha solicitado al Ayuntamiento de Barbate (municipio al que pertenece Zahara) que investigue si hay alguna filtración a las aguas subterráneas, que compruebe en lo posible si la carga orgánica detectada procede de una filtración de aguas fecales.

Ecologistas en Acción difundió hace unos días un comunicado en el que afirma que el desvío de aguas al Cachón es "un verdadero atentado y una negligencia inadmisible" contra ese maltrecho río y contra los habitantes de la localidad. La Junta de Andalucía insiste, al responder al ecologistas, que en ningún momento ha habido un problema ambiental y que tan es así, que no ha sido necesario cerrar la playa de Zahara al baño.

La Delegación Territorial de Medio Ambiente admite que hay un problema de olores. De malos olores, más bien. Pero sostiene que no hay ni afección ambiental ni atentado ni nada de eso en el río Cachón.

La alcaldesa de Zahara (presidenta de la ELA), María Isabel Romero, explica, no obstante, que el mal olor en el pueblo continúa siendo insoportable por la noche, que es cuando la obra vierte las aguas subterráneas al Cachón. En las viviendas que se encuentran en la zona del río es necesario mantener cerradas las ventanas durante toda la noche, señalan varios vecinos.

Romero intenta desde hace semanas que la Junta le proporcione información precisa acerca de lo que está ocurriendo, afirma, pero no lo consigue. No logra, por ejemplo, que la reciba el delegado de Medio Ambiente. En la Junta aseguran, en cambio, que mantienen comunicación directa con la alcaldesa de Zahara, que no se ha interrumpido nunca, y que le están facilitando información.

Mientras tanto, continúan las protestas de vecinos de Zahara a causa del mal olor con el que se ven obligados a convivir en el pueblo. Aunque ya va pesando el cansancio y la impotencia porque observan que no se produce cambio alguno en la posición que mantienen sobre el problema la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Barbate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios