Provincia

Liberan cuatro pollos de águila imperial ibérica en la Janda

  • La Consejería de Medio Ambiente quiere reforzar la población de esta especie en la provincia que ya cuenta con seis parejas en el territorio

Comentarios 6

 Cuatro pollos de águila imperial ibérica han sido liberados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en la comarca de la Janda, en Cádiz, para reforzar la población de esta especie que cuenta ya en la provincia con al menos seis parejas territoriales. 

Con la suelta de estos ejemplares, provistos de anillas identificativas y radiotransmisores, se refuerza la población de esta especie en la provincia, donde empezó a criar de nuevo en el 2010 gracias al Plan de Reintroducción que ha posibilitado que el águila imperial vuelva a Cádiz 60 años después de que se produjese su extinción. 

La actuación parte del rescate de los ejemplares por parte de técnicos de la Consejería cuando se encontraban en situación de peligro y su traslado .al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) 'Dunas de San Antonio' en El Puerto de Santa María. 

Bajo el asesoramiento de la Estación Biológica de Doñana y la Fundación Migres, los pollos han sido devueltos al medio natural mediante la técnica de la cría campestre que consiste en colocarlos en nidos artificiales y criarlos en la naturaleza hasta que son capaces de volar y alimentarse de forma autónoma. 

A pesar de ser la rapaz más amenazada del continente europeo, el águila imperial ibérica cuenta en Andalucía con aproximadamente una cuarta parte de su población total repartidas en tres áreas básicamente: las marismas del Guadalquivir, Sierra Morena y la provincia de Cádiz. 

Este incremento indica que esta rapaz ha duplicado con creces en todo el territorio andaluz su población desde 2002 con un crecimiento poblacional anual medio de casi un 7%. 

Las causas fundamentales de la muerte de crías de águila imperial son el desplome de nidos, la escasez de alimento en el campo y las agresiones violentas o cainismo entre crías provocadas por la falta de alimentación. 

Para paliarlo, en Andalucía se han construido nidos y se aporta alimentación suplementaria en el entorno de los mismos. 

Todas estas actuaciones se realizan en el marco del Plan de Recuperación del Aguila Imperial en Andalucía, que desarrolla la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio desde 2002 en coordinación con el Ministerio de Medio Ambiente, Pesca y Alimentación y con el asesoramiento de un comité científico-técnico integrado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), diversas universidades y la Sociedad Española de Ornitología (SEO-BirldLife). 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios