Provincia

El nuevo PGOU apuesta por restringir el tráfico en la Ribera y Bajamar

  • El equipo redactor del documento plantea la construcción de aparcamientos subterráneos en Pozos Dulces, Monasterio de la Victoria y la antigua lonja pero no es partidario del proyectado en Pescadería

Recuperar espacios para el peatón, una apuesta decidida por los aparcamientos subterráneos y la regeneración de los espacios públicos. Estas tres actuaciones son la base de la propuesta que Territorio y ciudad ha realizado en el documento de avance del nuevo PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) para las márgenes del río. Para el equipo que dirige Manuel Ángel González Fustegueras, la ribera es un espacio público que se debe "recuperar".

Actualmente, la empresa municipal de fomento, Impulsa El Puerto, está promoviendo la redacción de un proyecto de remodelación integral del tramo comprendido entre Pozos Dulces y la avenida de Bajamar. Las actuaciones fundamentales se centran en la construcción de un aparcamiento subterráneo en Pozos Dulces, la remodelación del Parque Calderón y la construcción de una pasarela peatonal a la altura de la plaza de Las Galeras. Estas tres obras están en sintonía con el planteamiento que hace Territorio y ciudad en su documento de avance del PGOU. Sin embargo, hay otras actuaciones que tienen que cerrarse.

Así, una de las propuestas de Impulsa es construir un aparcamiento subterráneo en las inmediaciones del muelle del catamarán a Cádiz (calle Valdés). Y en esta línea, el Plan Especial de Puertos (documento que ordena urbanísticamente los suelos portuarios de la ciudad) también prevé esta posibilidad.

En cambio, el equipo redactor del PGOU no es partidario de esta idea ya que su planteamiento pasar por disminuir el tránsito de vehículos por la avenida de Bajamar para su progresiva peatonalización.

Según la concejala de Urbanismo, Patricia Ybarra, las distintas propuestas planteadas se están estudiando a fondo para determinar la más idónea. La definitiva se incluirá tanto en el documento de aprobación provisional 2 del PGOU como en el proyecto definitivo de Impulsa.

El nuevo PGOU elaborado durante el anterior mandato municipal preveía la ejecución de un paseo peatonal complementado con aparcamientos subterráneos. Incluso el vigente ordenamiento municipal también abordaba esta actuación que nunca llegó a ejecutarse.

aparcamientos subterráneos

Para Territorio y ciudad, se debe tender hacia una progresiva peatonalización de la ribera y sus aledaños. Para ello hay que poner en marcha una "política de aparcamientos disuasorios en posiciones estratégicas" y fomentar el transporte público. Por ello, plantea la construcción de una serie de aparcamientos subterráneos. Al ya referido de Pozos Dulces se uniría los previstos en la Plaza de Toros, el Monasterio de la Victoria y un último en la margen izquierda del río (en terrenos en los que hasta hace poco estaba la lonja pesquera).

Esta apuesta por los aparcamientos subterráneos contribuiría, según los estudios de movilidad en la ciudad que se están realizando actualmente y que han sido utilizados por Territorio y ciudad, a que hubiera una menor afluencia de tráfico de vehículos por la Ribera y Bajamar, con lo que se podría lograr su progresiva peatonalización (medida que también se podría aplicar al puente). No obstante, esta restricción del tráfico no afectaría a residentes y transporte público.

margen izquierda del río

Autoridad Portuaria contempla destinar los terrenos de la antigua zona pesquera para un complejo de locales comerciales y de ocio. Esta propuesta es bien vista por el equipo redactor del nuevo Plan General que considera positivo que "el río Guadalete tenga, para el portuense, dos orillas colonizadas con usos públicos". Eso sí, Territorio y ciudad apuesta por complementar la instalación con usos hoteleros y con un aparcamiento subterráneo, actuación que debería ir acompañada de la construcción de pasarelas peatonales de conexión con la otra margen del río.

puentes sobre el río

El documento de avance del nuevo PGOU viene a ratificar la propuesta consensuada de construir tres nuevas pasarelas. Una de ellas iría a la altura de los bloques de Pescadería y se destinaría para el tráfico de vehículos. Esto supondría el traslado del muelle del Vapor para lo que la empresa redactora del planeamiento le reserva un espacio en las inmediaciones del futuro puente.

Las otras dos pasarelas, en este caso peatonales, se ubicarían a la altura de la plaza de Las Galeras y de la calle Chanca.

el paseo fluvial

Todos los estudios y propuestas realizadas en torno a la margen del río apuestan por la creación de un paseo fluvial. La intención es la de hacer de la avenida de Bajamar una continuación del Parque Calderón. Territorio y ciudad incide en la necesidad de que este tipo de actuaciones busquen "elementos comunes de urbanización" para lograr así una imagen más homogénea de la ciudad. La propuesta del equipo redactor mantiene planteamientos ya conocidos de que el paseo fluvial no culmine en Pozos Dulces sino que continúe hasta el Monasterio de la Victoria, cuyos aledaños deben convertirse en un espacio para el disfrute público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios