Fernando Grande-Marlaska

“La Policía ha sido fundamental para la consolidación de la democracia”

  • El ministro del Interior destaca en una conferencia en Cádiz que “no existen ciudadanos libres sin la seguridad necesaria”

El ministro Grande-Marlaska durante un momento de su intervención en el Oratorio de San Felipe Neri. El ministro Grande-Marlaska durante un momento de su intervención en el Oratorio de San Felipe Neri.

El ministro Grande-Marlaska durante un momento de su intervención en el Oratorio de San Felipe Neri. / Julio González

Fernando Grande-Marlaska ha realizado una defensa a ultranza de la Constitución española y de la importancia que para su consolidación ha tenido a lo largo de estas cuatro décadas el trabajo del Cuerpo Nacional de Policía. “No existen ciudadanos libres sin la seguridad necesaria”, indicó el ministro del Interior durante su intervención en la primera de las seis conferencias que componen el ciclo dedicado a la norma suprema organizado por la Policía.

En el mismo lugar donde hace poco más de 200 años vio la luz la primera Constitución liberal del viejo mundo, Grande-Marlaska habló de leyes pero, sobre todo, del gran legado de una transición pacífica y modélica que ha cambiado España. “La Constitución se ha convertido en un acelerador histórico sin el cual no se puede entender el progreso experimentado por el país en estos 40 años”.

El ex juez de la Audiencia Nacional, que reconocía que había sido un placer trabajar durante años en colaboración con la Policía Nacional, indicó que este cuerpo “ha realizado una labor fundamental en la consolidación de nuestra democracia”. “La Constitución –dijo– es un patrimonio de la ciudadanía entera. Porque hablar de ella es hacerlo de lo que somos”.

Durante su intervención Grande-Marlaska tuvo un recuerdo para los 188 agentes del cuerpo que perdieron la vida combatiendo contra el terrorismo de ETA, “más los muchos otros caídos en acto de servicio y a los que no podemos olvidar”.

“La Constitución se ha convertido en un acelerador histórico sin el cual no se puede entender el progreso experimentado por el país en estos 40 años”

Durante estas cuatro décadas de avance y progreso, de apertura al mundo, la Policía Nacional ha estado siempre presente en citas como los Juegos Olímpicos de Barcelona, la Exposición Universal de Sevilla, la Conferencia de Paz de Oriente Medio celebrada en Madrid en 1991 y las tres cumbres iberoamericanas celebradas en nuestro suelo, la última, la de 2012, que tuvo como sede la capital gaditana. “Todos estos momentos se desarrollaron rodeadas de grandes medidas de seguridad”, manifestó.

Habló también el ministro de los cambios orgánicos vividos por la Policía y que lo han convertido “en un cuerpo atractivo al que quieren sumarse los mejores”.

Valoró positivamente el impulso a la igualdad entre sexos y ofreció datos significativos, como el hecho de que en 1979, cuando las mujeres llegaron a la Policía, había sólo 42, por las 9.000 actuales, “aunque esto sólo supone el 14% de la plantilla, un porcentaje que no nos basta porque las mujeres están llamadas a desempeñar un papel mucho más importante”.

También concedió una gran importancia a la participación ciudadana y a la normalización de las relaciones internas con los sindicatos policiales, “con quienes desde el Gobierno se ha impulsado el debate en temas como la equiparación salarial o la creación de policías autonómicas”.

El esfuerzo de la Policía para luchar contra las grandes amenazas, como son las mafias, la ciberdelincuencia, la inmigración, el narcotráfico o la corrupción en las instituciones también fue muy valorado por Grande-Marlaska, así como la lucha por erradicar la lacra de la violencia contra las mujeres, “uno de los focos de la Policía en estos momentos y en el que desgraciadamente los gobiernos hasta hace unos años no habían prestado la atención debida”.

“Para hablar del futuro de España es imprescindible hablar del futuro de la Policía Nacional, porque si la Policía falla la seguridad se resiente”, concluyó.

Funcionarios de prisiones y de la organización Jusapol protestaron a la entrada del Oratorio. Funcionarios de prisiones y de la organización Jusapol protestaron a la entrada del Oratorio.

Funcionarios de prisiones y de la organización Jusapol protestaron a la entrada del Oratorio. / Julio González

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios