Día Mundial del Gato Política felina

  • Así se controla en la Bahía el centenar de colonias de gatos silvestres censadas con una población de unos 4.000 individuos 

Una de las zonas habilitadas en San Fernando para una colonia de gatos silvestres controlada Una de las zonas habilitadas en San Fernando para una colonia de gatos silvestres controlada

Una de las zonas habilitadas en San Fernando para una colonia de gatos silvestres controlada / Román Ríos

La Bahía cuenta con más de un centenar de colonias de gatos controladas y una población de gatos asilvestrados que, posiblemente, no baje de los 4.000. ¿Qué ocurre con ellos? ¿Qué hacen los ayuntamientos? esto es una mirada a la política gatuna tras celebrarse ayer el Día Mundial del Gato.

Carné alimentador

En Cádiz hay concedidos 19 carnet de alimentadores de gatos y hay registradas unas 15 colonias de gatos distribuidas por distintas zonas de la ciudad como el Parque Genovés, Puntales, La Laguna, Tres Carabelas, Campo del Sur, Bahía Blanca y Avenida de la Bahía. El Ayuntamiento realizó las pasadas navidades con asociaciones de protección animal para promover la adopción de animales. Al mismo tiempo, desde 2005 se llevan a cabo capturas de gatos para su esterelización.

Sacrificar enfermos

Chiclana cuenta desde hace tres años con un convenio que se con el Colegio de Veterinarios de Cádiz a través del cual dicha entidad presta en la localidad los servicios de recogida de gatos de las diferentes colonias existentes, para su posterior revisión sanitaria y esterilización o sacrificio eutanásico en el caso de los animales enfermos. Esta campaña de recogida y control de colonias de gastos, que se denomina En tu ciudad gatos sanos, se desarrolla a través de diferentes clínicas veterinarias, un convenio que en estos momentos se encuentra en fase de estudio por parte de la Delegación municipal de Salud para su renovación anual. Según se explica por parte de los responsables municipales, esta renovación del acuerdo se producirá próximamente.

Bahía Felina

San Fernando tiene censados a medio millar de gatos callejeros, distribuidos 29 colonias, que están a cargo de voluntarios particulares y protectoras (Aprodea, Bahía Felina) que cuentan con la autorización del Ayuntamiento para atenderlos. En noviembre se entregaron los carnés acreditativos a un total de 62 ciudadanos implicados en el cuidado de estos animales. Además, en 2014 el Ayuntamiento firmaba con Aprodea (Asociación Protectora de Animales) un convenio para controlar, censar y esterilizar a estos gatos, una actuación esta última que sería paulatina. Poco a poco se fue regularizando esta atención con la que se pretendía resolver los problemas que acarreaban la presencia de estos felinos como malos olores, por el marcaje con orín que hacen en época de celo; o la suciedad que dejaba la comida y los recipientes inadecuados que algunos ciudadanos usaban para alimentarlos. Desde hace un tiempo son las personas adreditadas las les que dan de comer alimentos secos y en envases adecuados.

Bidones refugio

No obstante, si hay un municipio en la provincia donde las medidas felinas se elevan a su mayor exponente ese es sin duda El Puerto. Allí, las posibilidades dentro del proyecto CES (Captura, Esterilización y Suelta) son infinitas: desde la acreditación de voluntarios para el cuidado de los gatos ferinos, hasta la instalación de antiguos bidones de basura como refugio para los animales. Este último tema es sin duda el el gran logro conseguido por la protectora Gatos de El Puerto. La prueba piloto de esta idea, que no se ha llevado a cabo en ningún otro municipio de la provincia, se ha realizado en Valdelagrana (junto al estadio Cuvillo) y Las Redes y se plantea que, en un futuro, se instalen en otros puntos de la ciudad. 40 personas de esta protectora, acreditadas con carnets (para evitar las posibles multas), están pendientes de los 900 felinos que, según la asociación, viven en colonias.

Familias adoptivas

Puerto Real se tomó muy en serio el control de las colonias felinas y tiene un acuerdo con la protectora de animales Segunda Oportunidad SOS para conocer el censo y el estado sanitario de las distintas colonias. Son las voluntarias de Segunda Oportunidad las encargadas de “capturar” a los gatos, llevarlos a los veterinarios concertados para su esterilización y devolverlos a la colonia posteriormente, con el objetivo de que la población felina no controlada se reduzca. También trabajan para, en la medida de lo posible, sacar a los gatos de la calle buscando familias adoptivas para ellos. Además de esto, se han lanzado campañas para evitar que la ciudadanía alimente a los colonias de gatos callejeros o, como define el Ayuntamiento de Puerto Real, de “gatos asilvestrados”. En Puerto Real no es necesario el carné de “alimentador de gatos” que existe ya en muchas ciudades, puesto que en las ordenanzas municipales se recoge que es posible alimentar a los gatos callejeros siempre y cuando sea pienso seco destinado a estos animales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios