Provincia

El Puerto de Algeciras pide un único control de mercancías en el Estrecho

  • El presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Morón, exige una mejora del tren hacia Madrid para llegar a Francia

El presidente del Puerto de Algeciras, Manuel Morón, junto al director de 'Europa Sur', Javier Chaparro. El presidente del Puerto de Algeciras, Manuel Morón, junto al director de 'Europa Sur', Javier Chaparro.

El presidente del Puerto de Algeciras, Manuel Morón, junto al director de 'Europa Sur', Javier Chaparro. / fotos: erasmo fenoy

Un camión cargado con hortalizas se dispone a embarcar en el puerto marroquí de Tánger-Med rumbo al de Algeciras. Antes de partir hacia Europa a bordo de un ferry, el vehículo es abierto e inspeccionado por las autoridades del país norteafricano. Y también al tocar nuevamente tierra, ya en España, tras apenas unas horas de navegación. Dos controles que podrían agruparse en uno solo mediante brigadas aduaneras mixtas de España y Marruecos para reducir la burocracia, los tiempos de tránsito y las esperas. En esencia, para ganar competitividad, dar fluidez y optimizar el importante flujo de productos que cada día se desplaza entre las dos orillas del Estrecho de Gibraltar.

El presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA), Manuel Morón, propuso ayer la puesta en práctica de este sistema unificado para el control del tráfico de mercancías mediante la creación de un sello único para el Estrecho similar al que ya se aplica entre los puertos de Dover (Reino Unido) y Calais (Francia) a través del Canal de la Mancha o entre Suiza y las naciones limítrofes. Morón intervino como ponente invitado al desayuno informativo organizado por el periódico Europa Sur, del Grupo Joly, con el patrocinio del Banco Santander que se celebró en el Hotel Guadacorte de Los Barrios. "No es absurdo. En Marruecos hay agentes de la Guardia Civil y gendarmes marroquíes en Algeciras. Podría hacerse lo mismo con funcionarios para las inspecciones", enfatizó Morón ante más de 300 asistentes de los principales sectores sociales y económicos del Campo de Gibraltar.

El Puerto prevé cerrar el año con 107 millones de toneladas despachadas y marcar otro récordMorón, en el final de su mandato, repasa los retos para el futuro del primer puerto del país

Para Morón, esta simplificación se antoja como vital para asumir los más de 321.000 camiones que cruzan cada año el Estrecho y que, según las previsiones de Marruecos, alcanzarán los 700.000 en apenas unos años.

Manuel Morón, que afronta la recta final de su periodo al frente de la administración portuaria tras más de 20 años, estructuró su conferencia titulada El futuro del Puerto de Algeciras conforme a los seis puntos del Plan Estratégico del Puerto (horizonte 2020), entre los que resaltó la necesidad de mantener el liderazgo del Mediterráneo en el tráfico de contenedores, elevar las cotas de los graneles líquidos y sólidos, potenciar y mejorar las conexiones con África y aumentar la calidad de los servicios que se prestan a los buques para mantenerse como el principal puerto de España. El coloquio fue moderado por el director de Europa Sur, Javier Chaparro.

Ante el futuro inmediato, Morón avanzó que el Puerto de Algeciras concluirá 2018 con un nuevo récord de actividad. La Autoridad Portuaria espera cerrar el ejercicio con 107 millones de toneladas de mercancías despachadas frente a los 101,4 millones de 2017 para encadenar así tres años seguidos por encima de los 100 millones. Al buen dato de actividad contribuye la bonanza del mercado, la estabilidad laboral y la reciente puesta en marcha de las tres nuevas grúas en la terminal de contenedores de APM Terminals, con las que el Puerto acaba de recuperar su capacidad operativa máxima.

El ferrocarril, una demanda histórica del presidente del Puerto de Algeciras desde que accedió al cargo, copó buena parte de los minutos de Manuel Morón en la tribuna. Ya no solo bajo la reivindicación de la mejora del tramo entre Algeciras y Bobadilla (Málaga), sino hacia la necesaria conexión del Puerto con Madrid para alcanzar el mercado peninsular y con Francia para llegar hasta Europa. "La visión del Puerto de Algeciras no se puede limitar al tránsito de contenedores. Necesitamos fidelizar tráficos de importación y exportación. El tráfico de importación y exportación añade mayor valor económico a la zona", destacó.

Morón fue especialmente crítico con el nuevo coordinador del Corredor Mediterráneo, el valenciano Josep Vicent Boira, a quien atribuyó ser "enemigo acérrimo de todo lo que pasa por Madrid" en referencia a las vías del tren. También con los empresarios valencianos por tratar de "borrar" el ramal central del Corredor Mediterráneo que, como preconiza la Unión Europea en sus reglamentos, conecta Algeciras con Madrid.

Morón censuró que Boira relegue el tramo central del corredor pero sí apueste por la conexión Valencia-Madrid-Sines (en Portugal). "Debemos seguir defendiendo la conexión entre Algeciras, Bobadilla y Madrid, pero que llegue hasta Francia. Defendemos el Corredor Mediterráneo en su integridad, con los dos ramales, el costero y el interior", destacó. "No nos basta con llegar a Bobadilla. Necesitamos conectar con Madrid y con Francia", recalcó. Las críticas de Morón llegaron días después de que el Ministerio de Fomento cayera en una indefinición de plazos al afirmar que en 2021 todos los tramos del corredor estarán en servicio, acabados o en obras.

El Puerto se ha dotado de argumentos para exigir las mejoras ferroviarias con un estudio de la demanda del ferrocarril que será presentado próximamente en un acto con el Ministerio de Fomento y la Junta de Andalucía. Sin querer avanzar detalles, Morón apuntó que con una conexión modernizada, el tráfico "se multiplicaría por mucho". Y tendría también un destacadísimo papel para mejorar la capacidad de crecimiento de la industria del arco de la Bahía de Algeciras.

En su repaso por las principales áreas de actividad, coincidentes con puntos del plan estratégico, Morón dijo que el tráfico de contenedores -del que depende un tercio de 30.000 empleos que genera el Puerto- debe situar a Algeciras como líder del hub de contenedores del Mediterráneo occidental frente a la competencia de Tánger-Med. "No depende ya solo el liderazgo, también la supervivencia del sector del contenedor", apuntó, para lo que consideró vital mejorar las conexiones hacia el interior peninsular, mantener la paz social, una reducción de costes (no salariales, necesariamente) y crear infraestructuras para acoger a los megabuques. Los graneles líquidos y sólidos, el otro tráfico clave para Algeciras, deben basar su crecimiento, según Morón, en los combustibles alternativos como el gas licuado y los fueles bajos en azufre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios