Provincia

Qatar quiere comprar un hotel en Cádiz e invertir en renovables

  • El embajador se reúne con el alcalde para ofrecer cooperación con la ciudad

  • Se citan para celebrar una próxima reunión en Madrid

José María González, alcalde de Cádiz, y Mohamed Jaham Al Kuwari, embajador de Qatar en España. José María González, alcalde de Cádiz, y Mohamed Jaham Al Kuwari, embajador de Qatar en España.

José María González, alcalde de Cádiz, y Mohamed Jaham Al Kuwari, embajador de Qatar en España. / D.C.

El embajador de Qatar en España, Mohamed Jaham Al Kuwari, se reunió ayer con el alcalde de Cádiz, José María González, y se ofreció a realizar inversiones en energías renovables, en Turismo y en investigación marítima en la ciudad a través de los fondos de inversión estatal de este país, uno de los más ricos del planeta gracias a estar situado sobre el mayor campo de gas natural del mundo. El Ayuntamiento no informó, en un principio, del encuentro, que lo consideró como una reunión meramente protocolaria, pero sí lo hizo la embajada qatarí, que quiso fijar su determinación en que se visualice que la ciudad forma parte de su estrategia inversora en el sur. La inicitativa del encuentro, según la propia embajada qatarí, partió del embajador, "muy interesado en conocer Cádiz".

Este medio pudo hablar con el propio embajador horas después de la reunión y admitió que su pretensión es analizar las posibilidades que tiene Cádiz para los intereses de Qatar en la exploración de generación de energías limpias, además de ahondar en otro tipo de colaboración económica. Al haber trascendido el contenido de la reunión, fuentes municipales reconocieron las materias que se habían tratado y también se informó de que el alcalde y el embajador habían quedado en abrir "vías de trabajo" sobre los proyectos y citarse en una próxima reunión, después del verano, ya en Madrid, en la embajada de Qatar.

Qatar , un Estado que mantiene una relación fluida con Irán, ya que comparten el campo de gas, es uno de los países que en su día fue duramente criticado por Podemos. Pablo Iglesias, tras los atentados de Barcelona del pasado verano, pidió al entonces Gobierno de Rajoy que revisara los intereses comerciales con Arabia Saudí y con Qatar por sus posibles vinculaciones con el terrorismo. Qatar y Arabia Saudí son enemigos dentro de la región. El propio embajador de Qatar, Al Kuwari, propició un encuentro con Pablo Iglesias para explicarle que "no tiene sentido que a nosotros nos vincule nadie con el terrorismo cuando son saudíes los que producen, exportan y financian el terrorismo". Tras esos encuentros las relaciones entre Podemos y Qatar mejoraron, pero eso no quita que desde la formación morada no se mire con simpatía a un país que, pese a ser el más avanzado del mundo árabe, castiga las relaciones homosexuales o que ha sido denunciado por organizaciones internacionales por explotación laboral de los inmigrantes.

La conversación entre Al Kuwari y González, según el propio embajador, fue cordial y el diplomático árabe pidió al alcalde colaboración entre ambos en materia energética. "Me ha gustado que en este sentido el alcalde de Cádiz tiene las ideas muy claras y nosotros quisiéramos crear una estructura en la que poder contar con un socio aquí en Cádiz en este sector". Podemos se presentó a las elecciones locales con un plan que proponía un proyecto revolucionario para el autoabastecimiento de energía de la ciudad a través de paneles solares y un pequeño parque eólico. Al llegar al gobierno local aquel proyecto se reveló como ciencia ficción y apenas si se volvió a hablar de él. Sin embargo, ayer, Al Kuwari, en conversación con este medio, parecía repetir las mismas palabras de aquel programa electoral. "Cádiz tiene lo que más nos interesa, sol y viento. He hablado con el alcalde de mantenernos en contacto para que nuestros técnicos observen la viabilidad de la generación de energía renovable en una ciudad como Cádiz. Nosotros contamos con otro tipo de energía limpia, como es el gas, pero estamos interesados en invertir en investigación para diversificar y nuestra ideas es desarrollar este espacio de cooperación".

El Qatar Financial Centre, el centro de negocios tras el que está el fondo de inversión que depende directamente de Tamim bin Hamad Al Zanid, el emir que gobierna este pequeño país de poco más de dos millones de habitantes y del tamaño del provincia de Cádiz, es el que dirige las inversiones que se van a potenciar en el extranjero a raíz del aislamiento al que le someten en la región sus dos principales enemigos, Arabia saudí y Egipto. Según Al Kuwari, "nosotros somos un soft power en la región y nuestro objetivo es defendernos con autoabastecimiento en todos los campos".

Para ello necesitan inversiones rentables, mover dinero y España "es un país que por historia y por su posición estratégica es uno de los que preferimos para hacer negocios. Cádiz se encuentra en ese punto entre Europa y África que hace que nos resulte atractiva". Qatar ha invertido en España desde 2011 más de 15.000 millones en empresas como Iberdrola, El Corte Inglés o Colonial. Sin embargo, Andalucía, hasta ahora, había estado fuera de su esfera de intereses. El caso de Cádiz sería el primero en la región de cierto calado, después de que se movieran de los dos grandes centros económicos, Madrid y Cataluña, con inversiones en la industria agroalimentaria en Extremadura o en el mundo del fútbol, estratégico para ellos, con la compra de la Cultural Leonesa.

Además de sus proyectos en energías renovables, Al Kuwari también habló con González del interés de apoyar algún tipo de proyecto turístico. "Todos los hoteles que tenemos en España están destinados a un turismo de lujo y creo que Cádiz sería un lugar ideal para un proyecto de estas características. Hemos estado hablando de la posibilidad de un hotel". El hotel al que hace referencia es el del Estadio Ramón de Carranza, que el Ayuntamiernto lleva años intentando colocar y para lo que han mantenido, sin éxito, multitud de reuniones con inversores. El embajador qatarí se ha comprometido a trasladar las posibilidades a quienes toman las decisiones inversoras de su fondo. Actualmente, Qatar posee grandes hoteles en Madrid, Barcelona y Tarragona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios