Provincia

Rubalcaba promete dotar de más policías y guardias civiles a Cádiz

  • El ministro de Interior preside el acto de presentación a lo grande de la última promoción de la Benemérita, 95 agentes que prestarán servicio en la provincia

Era la primera vez que se presentaba a la última promoción de agentes de la Guardia Civil para toda la provincia, tanto los destinados a la Comandancia de Cádiz como a la de Algeciras, y el acto se preparó a lo grande, en "territorio neutral", en la Zona Franca de Cádiz. Un amplio despliegue aguardaba la llegada del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Hasta tres ensayos hubo, mientras la banda afinaba los instrumentos y los nuevos agentes se preparaban para adoptar la postura de firmes.

Y Rubalcaba llegó puntual, a la una de la tarde, para, acompañado del director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, y por el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, pasar revista, dedicar un sentido discurso a la labor de la Benemérita, prometer que el Gobierno seguirá incrementando los efectivos de las Fuerzas de Seguridad en la provincia, y cerrar el acto 14 minutos después. Sin hacer declaraciones, aludiendo al carácter estrictamente oficial del asunto.

El ministro del Interior comenzó felicitando a los nuevos 95 guardias civiles (sólo tres mujeres entre ellos) pertenecientes a la 114-A promoción de la Escala de Cabos y Guardias de la Guardia Civil que prestarán servicio en la provincia. Rubalcaba destacó luego la "tarea dura y sacrificada pero apasionante" y la "gran responsabilidad" que asumen los nuevos agentes. "Formáis parte de una de las instituciones más prestigiadas del país y tenéis encomendado por mandato constitucional la libertad y seguridad de los españoles. Todo un reto".

Recordaría luego a los agentes "la obligación de socorrer a quienes quedan a merced de delincuentes sin escrúpulos que intentan lucrarse con la desesperanza humana", en referencia a la inmigración irregular.

Una labor que Rubalcaba tildó de "fundamental, de ahí que el Gobierno destine a Cádiz a 95 de los 498 agentes nuevos para Andalucía". Aprovechó para resaltar que en los últimos cinco años el Gobierno ha aumentado los efectivos en la provincia un 28 % y aseguró que la intención es seguir incrementándolos.

Al acto no faltaron numerosas autoridades militares y civiles de la provincia, así como tampoco un reivindicativo contingente de miembros del Sindicato Unificado de Policía (SUP), con continuos pitos y abucheos al ministro durante su discurso, para exigir la equiparación salarial con el resto de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad autonómicos y locales. "Algo que estaba en el programa electoral de los socialistas pero que de lo que se han olvidado", denunció el portavoz, Francisco Camacho. Para entonces, desde la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) también habían dado la bienvenida a Rubalcaba con un comunicado en el que le emplazan "a volver a Cádiz dentro de un año, para explicarle a los gaditanos que los nuevos guardias que incorporan a bombo y platillo, con sólo 4 meses de formación en vez de 9, una vez adquirida la experiencia mínima, son destinados fuera de Cádiz".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios