Provincia

La Ruta de las Casas Viña discurrirá por 10 kilómetros del pago Balbaína

  • Se compondrá de un itinerario circular por carriles rurales restaurados que permitirán conocer 20 edificios ligados a la actividad vitivinícola

La Ruta de las Casas Viña en la que están trabajando las concejalías de Fomento y la de Patrimonio Histórico se extenderá a lo largo de unos 10 kilómetros del Pago Balbaína, una zona de viñedos muy valorada, situada en la margen izquierda de la carretera Jerez-Rota. El proyecto está coordinado por la concejalía de Fomento y tiene un presupuesto superior a los 16.000 euros. Se enmarca en la iniciativa Turismo Sostenible y cuenta con el apoyo del Grupo de Desarrollo Rural (GDR). Con esta ruta se quiere dar a conocer una zona de gran interés, que tiene un considerable valor desde una triple vertiente: histórico-patrimonial, didáctico-educativo y turístico. La ruta estará formada por un itinerario circular que dará comienzo en el camino rural conocido como Hijuela del Polvorista (o del Tejar), que se introduce en el pago agrícola de Balbaína enfrente de la venta El Cepo. Desde ese camino, reparado en 2010, el visitante pasará al antiguo camino rural que unía Jerez con el Santuario de Regla, conocido también con el nombre de Hijuela de Regla, para discurrir a continuación por la linde de los términos municipales de El Puerto y Jerez, por la Hijuela del Padrón, y enlazar con el Camino de Araníbar o La Tula, que desemboca de nuevo en la carretera Jerez-Rota, constituyendo así un recorrido que se cierra sobre sí mismo. Todos estos caminos son de titularidad pública y en varios de ellos, como el de Araníbar, se han realizado obras de adecentamiento con cargo al programa de Desarrollo Rural de Andalucía, que han mejorado el estado que presentaban y facilitan la puesta en marcha de esta iniciativa pública de turismo rural. Para el arreglo de otros caminos como el de Regla, se deberá buscar financiación, aunque podrían entrar en el nuevo plan de la Junta de Andalucía, Encamina 2.

De esta forma, el arreglo de los caminos significa abrir puertas al campo, para facilitar el trabajo de los agricultores y para conformar una ruta en la que el visitante pueda tener información sobre las casas viña y disfrutar del paraje rural. La cartelería será clave y actuará como guía en esta nueva Ruta de las Casas de Viña. Para elaborar sus contenidos un equipo de técnicos del Centro Municipal de Patrimonio trabajan en el Archivo Municipal, Iglesia Mayor Prioral, Archivo Histórico Provincial y Protocolos, para reconstruir a través de los documentos la historia de las casas viña. Serán 20 edificios los que se incluyan dentro de la ruta. Todos tendrán su correspondiente cartel explicativo con datos históricos sobre el edificio, el tipo de arquitectura que los caracteriza, su fecha de construcción y antiguos propietarios de las fincas. Estas casas de viña tienen un componente estético muy importante, ya que estaban pensadas para transformarse en viviendas temporales de los propietarios durante las temporadas de verano.

Aunque reconstruir su historia es un trabajo complejo, para antes de final de año podría estar concluida la investigación. Como datos generales, se puede afirmar que se construyeron en los siglos XVII, XVIII y XIX, con una función muy específica. Aparecen enmarcadas en un paisaje de campiñas y ligadas al cultivo de la vid. El pago Balbaína está modificado por la acción humana y por un cultivo que a su vez ha dado luz a una arquitectura con unas características únicas, cuyo estado de conservación es bueno porque las casas viña están todavía en uso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios