astronomía La cámara del ROA, dentro del sistemade vigilacia de la Agencia Espacial Europea

De San Fernando a las estrellas

  • El Observatorio de la Armada ha participado en la modernización de un antiguo telescopio que ahora detectará basura espacial, asteroides y planetas extrasolares

Comentarios 1

Antes de lanzar los primeros satélites artificiales, EE.UU. ya pensó en un sistema para poder determinar su posición en el cielo y una de las cámaras creadas para ello, la Baker Nunn, recaló en el Real Observatorio de la Armada (ROA), en San Fernando. Desde el año 1958 y durante 20 años, desde las instalaciones de La Isla se hizo un seguimiento de esos satélites, hasta que un día la cámara acabó como pieza de museo, en el propio Observatorio. Ahora, otros 30 años después, la antigua Baker Nunn ha sido reformada y modernizada por propio personal del ROA -junto al Observatorio Fabra, perteneciente a la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona (RACAB)- para los proyectos espaciales del futuro. Desde San Fernando se controlará lo que ya se ha convertido en algo fundamental para la seguridad de todos: la llamada basura espacial y los asteroides.

Francisco Javier Montojo, capitán de corbeta de la Armada e investigador responsable del proyecto desde el Observatorio, manifestaba que esta semana ya se empezaba a trabajar con la red internacional ISON en un proyecto para buscar basura espacial. Es decir, objetos o restos de objetos lanzados un día al espacio, ya inútiles, y que se pueden convertir en un grave problema. La probabilidad de que se produzcan choques con satélites activos no es ni mucho menos absurda y el telescopio modernizado y rebautizado como Telescopio Fabra-ROA en el Montsec (TFRM) permite, a través de la observación óptica de las estrellas, determinar y seguir la posición orbital de esos instrumentos en desuso.

El telescopio formará también parte del sistema de vigilancia espacial que ha puesto en marcha la Agencia Espacial Europea y que pretende crear un catálogo de todos esos fragmentos que pueden da un susto al planeta Tierra. Los investigadores creen que los satélites están amenazados por más de 700.000 fragmentos de basura espacial y para evitar una colisión es necesario conocer y monitorizar su trayectoria con ayuda de radares y telescopios. Uno de ellos será el del Fabra-ROA. Aunque se ha trasladado al Observatorio Astronómico del Montsec, en Lleida, por su mejor posición, tanto desde Cataluña como desde La Isla se controlarán todas las imágenes captadas, en una iniciativa totalmente conjunta entre el RACAB y el ROA.

Pero la cámara no servirá solo para eso. También en breve, estará inmersa en un programa para la búsqueda de planetas extrasolares, fuera del sistema solar. Su descubrimiento puede venir igualmente a través de la observación de las estrellas y su llamada curva de luz -que cambia cuando un objeto le pasa por delante-. En pocos días comenzará un plan para buscar en zonas con más posibilidades de hallazgos.

Y otro último proyecto: la posible detección de asteroides que puedan acercarse demasiado a la tierra. Éste, en colaboración con una universidad de Canadá. En abril, uno de ellos pasó muy cerca del planeta, próximo a la órbita de la Luna.

El Real Observatorio de la Armada no se queda atrás. "La participación y colaboración en este tipo de programas supone que el Observatorio sigue estando vivo, no sólo de tradición, sino en programas actuales, modernos y necesarios", destacó Montojo. Desde San Fernando, como hace ya más de 200 años, se sigue mirando a la estrellas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios