Provincia

Sancti Petri frente a su nuevo diseño

  • Los ganadores del certamen para desarrollar el poblado marinero exponen su trabajo ante más de 250 personas En junio se presentará la propuesta en Costas

Comentarios 1

Naturaleza, grandes espacios libres de vehículos , lonja pesquera, actividades náuticas, negocios hosteleros y comerciales, así como un mirador paisajístico contempla el ambicioso proyecto que se quiere aplicar en el poblado de Sancti Petri, uno de los enclaves más privilegiados de la geografía española e indudable estandarte del futuro turístico de Chiclana.

El Hotel Vincci Costa Golf del complejo del Novo de Sancti Petri sirvió de escenario para exponer el trabajo de un grupo de jóvenes arquitectos que con su proyecto titulado Bosque Pesquero lograron ganar un concurso de ideas impulsado por el Ayuntamiento chiclanero para el desarrollo de esta antigua península almadrabera.

Los componentes del estudio de arquitectura Bakpak explicaron con todo lujo de detalles su proyecto futuro para Sancti Petri ante más de 250 personas que acudieron a las jornadas técnicas organizadas por el Grupo Joly y que generó gran expectación entre los asistentes.

"Se trata de un tema de máximo interés". Así lo definió el director general del Grupo Joly, Tomás Valiente, quien a su vez hizo un recorrido por las antiguas informaciones que salieron publicadas en Diario de Cádiz sobre el poblado de Sancti Petri desde que este lugar era un hervidero de pescadores que se dedicaban a la captura del apreciado atún rojo.

El alcalde de Chiclana, Ernesto Marín, coincidió en la gran importancia que supone para la ciudad que salga adelante el nuevo proyecto para el definitivo desarrollo del poblado marinero: "Sería casi la última guinda del pastel turístico de nuestra población", dijo el regidor chiclanero, quien narró las dificultades que han surgido para consensuar la puesta en marcha de una idea conjunta. En este sentido, relató que desde el propio equipo de gobierno, conformado por la coalición PP y Partido Vecinal Regionalista (PVRE), se planteó convocar un concurso de ideas para determinar qué proyecto sería el idóneo para que Sancti Petri pudiera ser un referente turístico a nivel provincial y nacional.

Concretó que a dicho concurso se presentaron un total de 190 trabajos procedentes de diversos rincones de España y el extranjero. Tras varias cribas, un jurado compuesto por arquitectos y personas de reconocido prestigio, se decidió finalmente por el diseño del estudio Bakpak. Marín recalcó que esta elección responde "al deseo de todos los chiclaneros", ya que la decisión pasó por el Consejo Económico y Social, integrado por distintos colectivos sociales de Chiclana.

El alcalde aprovechó la ocasión para transmitir su pensamiento y el de los chiclaneros sobre el futuro de Sancti Petri: "Para nosotros es más un sentimiento que un territorio". Ahora queda que la Demarcación de Costas de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía dé su visto bueno a la idea "por lo que pido a todos los responsables políticos que echen toda la carne en el asador para que esta idea salga adelante". Al respecto, ayer adelantó que será a principios del próximo mes cuando exponga el proyecto del Bosque Pesquero al Gobierno andaluz, al tiempo que incidía en que "el objetivo último de esta iniciativa es crear riqueza".

Por su lado, los cincos arquitectos del estudio Bakpak -Myriam Rego, Borja Navarro, José María González, José de la Peña y José Antonio Pavón- tuvieron la oportunidad de dar a conocer su trabajo en una mesa redonda que fue moderada por el director de Diario de Cádiz, Rafael Navas.

Tras la proyección de un vídeo con un recorrido virtual por el futuro Sancti Petri, cada uno de ellos describió lo esencial de la propuesta en la que se destacaba la creación de módulos para distintos usos, grandes superficies libres de edificación, los usos hosteleros y comerciales, la conservación de clubes náuticos y de pescadores, una nave para una lonja pesquera o un mirador en un antiguo depósito. Pero, en especial, expresaron que su idea se basa en el respeto por las tradiciones náutico-pesqueras y en la preservación del incalculable valor medioambiental en el que se sitúa el enclave. De esta manera, resaltaron la plantación de un bosque de pinos en pleno corazón de la península almadrabera con el que se pretende realzar el atractivo natural de la zona.

Víctor Manuel Gómez, decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz, fue el primero en felicitar a este grupo de jóvenes arquitectos por el proyecto con el que se pretende cambiar el actual aspecto del poblado de Sancti Petri, porque, desde su punto de vista, se trata de "coser el pasado de la península con el futuro", apostillando que hay que tener en cuenta su historia "y encontrar vínculos entre el pasado y el presente". El decano mantiene, al igual que el alcalde, que Sancti Petri es "un enclave emocional" para los chiclaneros que se localiza en una franja costera rodeada de marismas de "primera magnitud turística".

Al final de las intervenciones tocó el turno de preguntas por parte del público. La mayoría de ellas se refirieron a la preocupación por el escaso espacio para las actividades náuticas, la construcción de una lonja (mientras que no se permiten las labores de pesca en La Barrosa), el movimiento dunar donde se asienta el poblado o la imposibilidad de plantar pinos piñoneros. Tanto el alcalde como los arquitectos responsables del proyecto respondieron a estas cuestiones y otras dudas al tiempo que aclararon que la idea es que haya sitio para todos y que en su día se irá amoldando las demandas para que el poblado sea un lugar de encuentro y de riqueza para Chiclana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios