Provincia

La Sierra inicia un plan especial para los parados de la construcción

  • 'Construsierra' beneficiará a 112 desempleados · Se trata de una iniciativa pionera en Andalucía por su metodología de incentivos al autoempleo, que la Junta ampliará a toda la región si tiene éxito

La crisis del ladrillo se ha cebado especialmente con miles de familias de la Sierra de Cádiz, que tenían en la construcción su sustento diario hasta hace poco menos de un año. Su caída en vuelo libre ha dejado en punto muerto a decenas de parados serranos, que ven con preocupación su reenganche en otras actividades económicas en la zona. Por ejemplo, en la agricultura, que ha visto en los últimos tiempos una sobredimensionada demanda de mano de obra procedente de esta actividad a la que no puede responder.

Por tanto, la Sierra de Cádiz pondrá en marcha un plan de empleo especial para damnificados de la construcción para intentar amortiguar los efectos de la crisis. El proyecto se llama Construsierra y dará formación y empleo durante nueve meses a unos 112 parados. La mayor parte son mayores de 40 años que han agotado ya la prestación por desempleo.

Se trata de una iniciativa piloto y pionera en el contexto andaluz, que cuenta con una subvención autonómica de 1.196.950 euros. La innovación de esta iniciativa radica en que, al tiempo que se eleva la cualificación de estos trabajadores, se fomenta la necesidad de potenciar el espíritu empresarial, a través de una novedosa metodología como salida al autoempleo. Trabajarán en "unidades especializadas" que actuarían a modo de empresas, con el objetivo de capacitarlos en una experiencia real de gestión empresarial con vistas al futuro.

La Junta dio ayer la bendición a este proyecto que beneficiará a los 19 municipios de la Sierra gaditana. El consejero de Empleo, Antonio Fernández, presentó en Villamartín los pormenores de esta actuación que se desarrollará en los próximos nueve meses.

Si resulta un éxito en su objetivo de incentivar la mentalidad empresarial de los beneficiarios, el Gobierno andaluz está dispuesto a elevar este modelo a sus políticas de empleabilidad, aseguró Fernández. Lo dijo durante el acto celebrado con los nuevos aspirantes, al que acudieron los alcaldes de la zona y el presidente de la Mancomunidad de Municipios, Alfonso Moscoso (PSOE). El consejero adelantó que los planes extraordinarios de empleo (Memta, Proteja y plan Zapatero) dejarán este año 30 millones en la Sierra.

Construsierra ha sido una iniciativa gestada y pensada por la propia Mancomunidad, que solicitó a Empleo una ayuda especial para sacarla adelante.

Fernández reconoció que "los efectos" de la situación "dura" e "indeseable" de la crisis del ladrillo han sido más virulentos en la Sierra que en otros territorios. Señaló que Construsierra será una "respuesta puntual", para quienes han decidido trabajar desde "la legalidad". La Junta adelanta que cuando se supere la actual crisis económica habrá unos 390.000 andaluces trabajando en la construcción.

Los beneficiarios tendrán a su disposición asesoramiento técnico por si se deciden a montar su propio negocio. El reparto de beneficiarios se ha atenido ya a la población de los municipios. Los seleccionados recibirán al principio unos 500 euros de beca y los ocho meses siguientes un salario bruto de 1.134 euros. Participarán en obras menores de rehabilitación y reforma de edificios en sus pueblos; en mejoras de zonas ajardinadas comunes y en espacios de ribera y limpieza medioambiental, entre otras tareas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios