Provincia

Trabajadores del aeropuerto de la Base de Rota irán a una huelga indefinida en octubre

  • Sindicatos y comité de empresa exigen la readmisión de los 30 empleados despedidos

Parte de la plantilla del aeropuerto de la Base en una reunión con el comité de empresa a finales de 2017, cuando se encerraron en el Ayuntamiento. Parte de la plantilla del aeropuerto de la Base en una reunión con el comité de empresa a finales de 2017, cuando se encerraron en el Ayuntamiento.

Parte de la plantilla del aeropuerto de la Base en una reunión con el comité de empresa a finales de 2017, cuando se encerraron en el Ayuntamiento. / F.j.f.

Los trabajadores del aeropuerto de la Base de Rota irán a una huelga indefinida el próximo 3 de octubre si la compañía concesionaria del servicio, Louis Berger, no readmite a los 30 trabajadores que ha despedido desde que se inició el conflicto laboral entre las partes. Así lo ha explicado el comité de empresa en un comunicado en el que detalla que el pasado viernes 31 de agosto la compañía Louis Berger despidió a tres trabajadores, los cuales se suman a una treintena de despedidos de la plantilla.

Los sindicatos lamentan que "mientras Louis Berger está prescindiendo de plantilla fija, tiene puestos varios anuncios de ofertas de empleo y está buscando personal, manteniendo entrevistas de trabajo en un hotel de Rota".

Tanto el comité de empresa como CCOO y UGT advierten de que las movilizaciones "se recrudecerán" en el supuesto de que no sean admitidas "las personas despedidas y represaliadas por la mercantil estadounidense Louis Berger".

Además, el comité de empresa denuncia "inseguridad en la carga y descarga de las aeronaves debido al estrés de la plantilla, que es fruto de la persecución de la empresa a los trabajadores".

En esta línea, el comité asegura que "se está produciendo una falta de seguridad en el departamento de pasajeros, ya que en demasiadas ocasiones el personal civil estadounidense ordena el embarque de personal civil y militar en las aeronaves militares, sin pasar ningún tipo de control de seguridad, contraviniendo las regulaciones del Departamento de Defensa de EE.UU. y de la Transportation Security Administration (TSA)".

Los representantes de los trabajadores lamentan igualmente la negativa de la empresa a activar el plan de riesgos laborales psicosociales ordenado por la Inspección de Trabajo de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios