Provincia

El acusado de transportar a inmigrantes asegura que él no cobraba nada por el viaje

  • El procesado afirma que fue de Almería a Barbate a recoger a familiares de un conocido

El acusado de participar en una operación de tráfico de inmigrantes, detenido cerca de Barbate el pasado mayo cuando conducía una furgoneta en la que iban unos diez marroquíes, aseguró ayer en la Audiencia que él no cobraba nada por ese viaje. E.S.B., para quien el fiscal mantuvo una petición de siete años de cárcel, explicó que fue desde Almería a Barbate a recoger a unos familiares de un conocido: un tal Hussein que le pidió ese favor y que ya no reside en Almería, que se fue de la ciudad sin decir adónde.

El procesado se presentó de ese modo ayer, en el juicio celebrado en la Sección Primera de la Audiencia, como una persona ajena a lo que, de acuerdo con la versión facilitada por dos guardias civiles que interceptaron la furgoneta, era una operación más que evidente: la furgoneta llegó al pinar de la Breña y recogió allí a un grupo de inmigrantes que habían desembarcado antes de una patera en la que cruzaron el Estrecho.

Los guardias no vieron a los inmigrantes entrar en la furgoneta pero explicaron que los movimientos que hizo el vehículo les hizo pensar que había recogido a inmigrantes en el pinar. Cuando le dieron el alto y la furgoneta se detuvo, confirmaron sus sospechas: del vehículo salieron varias personas que echaron a correr. El procesado aseguró en cambio que a las personas que viajaban en la furgoneta las recogieron en una venta ubicada en la misma población de Barbate y que emprendieron el regreso a Almería pero se confundieron de carretera. El fiscal no creyó la versión del acusado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios