Provincia

Los administradores de Delphi vuelven a contemplar la opción de la demolición

  • Consideran no válida la oferta de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz así como la de una segunda empresa

  • El motivo es que ninguna de las dos llega al mínimo económico tasado

Imagen de archivo de las instalaciones de Delphi en Puerto Real, pocos meses después de que se anunciara el cierre. Imagen de archivo de las instalaciones de Delphi en Puerto Real, pocos meses después de que se anunciara el cierre.

Imagen de archivo de las instalaciones de Delphi en Puerto Real, pocos meses después de que se anunciara el cierre. / d. c.

La administración concursal de Delphi se plantea volver a escuchar ofertas para la demolición de la antigua fábrica de automoción que cerró en Puerto Real en el año 2007.

Según han confirmado a este periódico fuentes de dicha administración, esto es así después de que ninguna de las dos ofertas que se habían presentado en dicha sede hayan sido consideradas para presentarse en el Juzgado de lo Mercantil, que es quien definitivamente debería haber aceptado la compra.

La tasación fijada por los administradores concursales es de siete millones de eurosLos gestores de Delphi creen que con el derribo podrían sacar más dinero para acreedores

Una, la conocida públicamente, era la que anunció la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC). Su propuesta planteaba la compra de los terrenos y las naves de la antigua factoría por un montante total de 2,8 millones de euros, condicionado en su origen a que Puertos del Estado y la Dirección General de Patrimonio diesen su conformidad. Esta autorización se produjo en boca del presidente de la institución portuaria española, José Llorca, y fue remitida de manera oficial a los administradores en enero de este año. Sin embargo, el Juzgado de lo Mercantil de Cádiz recibió el último informe trimestral de la administración concursal de Delphi (hace pocas semanas) y, según fuentes del TSJA, la oferta del puerto gaditano no se había incluido.

La razón, según explicaron a este periódico los gestores de Delphi desde el año 2007, es que al no llegar la oferta de la APBC al mínimo planteado según su tasación de los terrenos, directamente se había descartado como oferta válida, de ahí que no se incluyese en el informe que llega al Juzgado.

Tampoco lo ha hecho la segunda propuesta que, según los administradores de Delphi, se presentó ante ellos para hacerse con los terrenos. Obligados por la confidencialidad, no ha trascendido el nombre ni la pretensión concreta de esta segunda iniciativa, más allá de haber sido igualmente descartada como válida por el mismo motivo: no llegar al mínimo de la tasación concursal fijado en unos siete millones.

Llegados a este punto, estos responsables de la gestión de la antigua multinacional vuelven a poner sobre la mesa la opción que estuvo a punto de materializarse hace un año: la demolición. Es la única manera, según afirman, de lograr ingresos económicos derivados de la venta de la chatarra que se obtenga de las naves. En su momento hubo varias empresas interesadas que tuvieron que presentar un proyecto a los administradores, que los elevaría al Juzgado para, en teoría, obtener el mayor rendimiento económico que se destinaría a pagar las deudas a los acreedores que aún hoy tiene la multinacional tras su cese de actividad en Puerto Real.

Otro damnificado si se lleva adelante esta operación sería el Ayuntamiento del municipio que, cada año, suele ingresar alrededor de 250.000 euros en concepto de IBI por la ocupación de esta parcela. Ni el paso dado a nivel municipal para parcelar la superficie de la antigua Delphi y que así empresas más pequeñas tuvieran opción para instalarse ha llegado a buen puerto.

Los administradores concursales ya adelantaron el pasado mes de marzo que no aceptarían la oferta del puerto de Cádiz si no elevaban la cantidad económica. En un comunicado oficial, aseguraron entonces que la APBC había incluso iniciado el procedimiento de modificación sustancial de la delimitación de los espacios y usos portuarios de la zona de servicio del Puerto Bahía de Cádiz y, en el marco de este procedimiento, el pasado 3 de febrero se publicó en el Boletín Oficial del Estado el anuncio de información pública, con un plazo de 45 días para que los interesados puedan formular alegaciones. Así, anunciaron que la administración concursal de Delphi ha formulado alegaciones, "dado que este procedimiento contempla la incorporación de los terrenos a la zona de servicio del puerto". También, los administradores detallaron que culminar y aprobar ese procedimiento "podría llevar de uno a tres años". Si esto fuera así, añadieron, "la incorporación de los terrenos de Delphi a la zona de servicio del puerto equivale a su declaración de utilidad pública, abriéndose entonces el proceso de expropiación".

En este sentido, insistieron en que como administradores concursales de la antigua fábrica también han solicitado tasación de los terrenos a efectos expropiatorios, "habiendo fijado la empresa tasadora el valor en este caso en 9,032 millones de euros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios